Escucha esta nota aquí

Científicos de la Universidad de Nebraska, Estados Unidos, dieron a conocer el hallazgo de los primeros restos de la ciudad bíblica de Betsaida, la cual según las escrituras habría sido donde Jesús realizó sus milagros más conocidos.​

Entre esos, se detalla, en aquella zona se habrían multiplicado los panes, los peces, caminó sobre las aguas y curó a un hombre ciego en el templo.

De acuerdo al detalle del profesor Rami Arav, al medio Haaretz, fueron más de 30 años de investigación en el sitio arqueológico de Et-Tell, el cual se ubica en la ribera del río Jordán, lugar donde Jesús fue bautizado.

En el último tiempo se realizaron excavaciones en el lugar, donde fueron desenterradas fortificaciones de gran tamaño, almacenes donde se compraban alimentos, y una figura que habría sido la puerta de la ciudad, que data de la Edad de Hierro ( Primer milenio antes de Cristo).

De acuerdo a los investigadores, estos vestigios son parte de la antigua capital del reino de Geshur, la cual años más tarde se convirtió en lo que se conoció como Betsaida.

Para Arav, este último nombre deriva de una antigua ciudad denominada como Zer, la cual habría estado relacionada con la cacería y pesca en las cercanías del mar de Galilea.

Estas averiguaciones están contenidas en el Libro de Josué, donde se indica que todas esas ciudades fueron contadas de una en una en el sentido de los indicadores del reloj, desde la más grande hasta la más pequeña.

Hay que señalar que existe otra hipótesis, la cual fue escrita por profesores Steven Notley del Nyack College De Nueva York y Mordechai Aviam del Kinneret, quienes sostienen que Betsaida fue construida en la actual ubicación del sitio arqueológico El-Araj.

No obstante, los actuales investigadores indican que en aquel sitio no hay evidencia de construcciones que daten de la “Edad de Hierro”.

Debido a eso, los actuales trabajos sostienen que El-Araj en realidad se trató de un campamento que fue construido por los Romanos. (BioBio.cl)