Escucha esta nota aquí

Un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba (UCO), junto al Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) y la Universidad de Tubinga (Alemania), ha determinado que el herpesvirus citomegalovirus (CMV) es capaz de acelerar el desgaste del sistema inmunitario independientemente de la edad. Es decir, que no solo existe un factor cronológico, según un artículo publicado por Sputnik News.

Liderado por los doctores Rafael Solana y Alejandra Pera, y apoyados por el investigador Fakhri Hassouneh, el grupo llevaba años estudiando si el desgaste y las alteraciones del sistema inmunológico eran producto de la edad o si también intervenía el CMV

A tal fin distribuyeron a 119 personas en tres grupos de edad (jóvenes, de mediana edad y mayores), divididos a su vez en otros dos grupos: los que estaban infectados del CMV y los que no. Y analizaron las alteraciones que sufren los linfocitos T en uno y otro caso. La muestra incluyó una colección de individuos sanos alemanes, cita el portal de noticias Sputnik.

Se observó que la infección por este herpesvirus en algunas de las personas inducía la expansión de células que son proinflamatorias y proaterogénicas, con capacidad para causar diferentes trastornos vasculares e, incluso, incrementar un 20% las probabilidades de padecer alguna enfermedad cardiovascular. "No todas las personas que contraen el virus generan ese tipo de células, pero aquellas que lo hacen, estas se van acumulando y cuando pasan un umbral, un porcentaje, pueden provocar problemas severos", declaró la doctora Pera en un comunicado de prensa servido por la UCO.

Los linfocitos T, la clave

Las células del sistema inmunitario encargadas de armar la defensa frente a los virus o ante las alteraciones celulares producidas por el cáncer son los linfocitos T. Cuando se enfrentan a ellos, estos linfocitos generan una memoria con la que en posteriores reinfecciones reconocen antes al agresor. El resultado es que el tiempo de reacción es menor.

El CMV es un herpesvirus muy común, que a medida que avanza la edad de las personas puede prevalecer en su organismo, reactivándose de vez en cuando. Aunque el CMV no genera ningún tipo de síntoma, no obstante causa un fuerte impacto en el sistema inmunitario, pues este tiene que estar controlándolo constantemente creando memoria, lo cual lo desgasta mucho. Al proceso de deterioro del sistema inmunitario con la edad se le denomina inmunosenescencia. "La ventaja de saber que todo esto puede tener un origen vírico es que lo podríamos atajar. Si guardase relación exclusiva con la edad, no lo podríamos frenar", concluye la investigadora Alejandra Pera.

El grupo de investigación se halla también estudiando el comportamiento de estas células en pacientes con cardiopatías para determinar el umbral de riesgo. Y también la incidencia del CMV en el sistema inmunitario combinado con el Covid-19. Todas las investigaciones están financiadas por el Instituto de Salud Carlos III, el Ministerio de Sanidad y el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD), además de otros organismos autonómicos, indica el artículo.

Comentarios