Escucha esta nota aquí

Adán Chávez, hermano mayor del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, hizo un llamado a sectores afines al MAS a ‘organizarse’ para defender el Gobierno de Evo Morales, lo que desató cuestionamientos de analistas y políticos de oposición, que lo calificaron como una intromisión en asuntos internos.

Chávez atribuyó la inestabilidad económica y política que se vive en Venezuela a una estrategia digitada por Estados Unidos, incluidas las migraciones, y afirmó que similar situación se encara en Bolivia. “Los ataques van a arreciar de una manera terrible, no es para meterle miedo a nadie, todo lo contrario, es para que cada día nos organicemos mejor para enfrentar los ataques”, dijo.

Para el asambleísta departamental de Demócratas José Luis Santistevan, el socialismo del siglo XXI del que habla el hermano de Chávez está en decadencia, por lo que trabaja en la desinstitucionalización del Estado y citó el ejemplo de Venezuela, en donde la Constitución y las leyes están en ‘tela de juicio’ permanentemente. El vocero de Sol.bo, José Luis Bedregal, rechazó las declaraciones de Chávez, que representa otro ‘golpe’ a la institucionalidad, pero recriminó al Gobierno por permitir la injerencia extranjera.

Chávez participará hoy del cierre del Encuentro Nacional de Escuelas de Formación Político Sindical, organizado por el Ministerio del Trabajo en la Casa del Pueblo.

Para el representante de la organización Azules del Oriente, Alpacino Mojica, lo que hizo el invitado del Gobierno fue transmitir su experiencia de lucha y cuestionó que cuando el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, alienta a la oposición, entonces “no dicen nada”.

Consultado, el internacionalista Francisco Xavier Solares consideró que este tipo de retórica genera conflicto. En particular, por la actual coyuntura, con anuncios de paros y marchas por el respeto al voto del 21-F.

Comentarios