Escucha esta nota aquí

Un vecino lo delató. A Jen Betz le pareció muy raro ver a Lee Kaplan, de 51 años, ingresar a su casa acompañado de una jovencita que se mostraba incómoda mientras el hombre la llevaba de la mano. 

A menudo veía al hombre, con su barba canosa, copiosa y desaliñada, caminando por la calle con varias niñas, tomado de la mano con una de ellas, declaró el vecino a la prensa local en Pennsylvania, Estados Unidos

Betz fue una de las personas que alertó a las autoridades. Cuando la Policía allanó el pasado jueves la casa en el pueblo de Feasterville, de apenas 3.000 habitantes, halló 12 niñas de entre seis meses y 18 años.

"Todas estaban corriendo. Algunas se escondieron. Se comportaban bien, pero estaban temerosas", dijo el teniente John Krimmel.

La mayor de ellas, quien no ha sido identificada, le dijo a la Policía que las nueve niñas restantes eran hijas suyas con Kaplan, pero no pudo suministrar sus documentos que lo demostraran.

Luego dijo que tenía un hijo de tres años y otro de seis meses con Kaplan. Pero esto no fue lo más desconcertante. A más de 100 kilómetros de distancia de la casa, las autoridades detuvieron a Daniel y Savilla Stoltzfus, padres de la joven de 18 años, informó BBC Mundo.

Un regalo a cambio de dinero
?

Sus padres la habían entregado a Kaplan cuando tenía 14 años, en pago por haberles ayudado a salir de la quiebra económica. Además dicen ser los padres de 10 de las niñas y abuelos de los otros dos menores.

Los Stoltzfus pertenecían a los Amish, pero renunciaron a su fe y en 2009 demandaron a la iglesia a la que pertenecían, según el diario The Philadelphia Inquirer.

En el sótano de la casa de Kaplan hallaron materiales de estudio, que sugieren que las niñas recibían instrucción en la casa.

Al parecer, el hombre se dedicaba a vender modelos de trenes a través el sitio eBay y además tiene registrada una corporación, aunque se desconoce con exactitud a qué se dedicaba.

Kaplan enfrenta cargos por asalto sexual, corrupción de menores, asalto indecente agravado, asalto indecente y contacto ilegal con un menor de edad, de acuerdo con una denuncia penal presentada la policía en el condado de Bucks.

Por su parte, los Stoltzfus están acusados de poner en peligro el bienestar de los niños y también se enfrenta a cargos de conspiración criminal y asalto sexual legal.

A los tres adultos se les fijó una fianza de un $us 1 millón, de acuerdo con expedientes judiciales. Las autoridades investigan la identidad de las niñas, que están al cuidado de la agencia estatal de servicios sociales.