Escucha esta nota aquí

Un grupo de hombres armados secuestró este lunes a 10 fieles de una mezquita en el noroeste de Nigeria, cerca de la frontera con Níger, informó la Policía.

Bandas armadas siembran el terror entre las poblaciones del noroeste y el centro de Nigeria, saqueando pueblos, robando ganado y secuestrando a grupos a cambio de rescates.

Pero los ataques a las mezquitas son poco comunes.

El lunes, hacia la 1:H00 GMT, hombres armados entraron en una mezquita de Jibiya, en el estado de Katsina, donde 47 personas participaban en unas oraciones del Ramadán, el mes sagrado musulmán, indicó el portavoz de la Policía local, Gambo Isa.

"Los bandidos secuestraron a 40 fieles, los hicieron salir de la mezquita para llevarlos al bosque", añadió.

"Fueron perseguidos por un equipo de policías, ayudados por grupos locales de autodefensa y habitantes del pueblo, y consiguieron liberar a 30 rehenes", afirmó el portavoz.

Los secuestradores huyeron con 10 fieles.

Los atacantes habrían venido del bosque de Dumburum, en el estado vecino de Zamfara, donde disponen de varios escondites, según el portavoz.

Comentarios