Escucha esta nota aquí

En una carta de tres carillas y media, el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, sostuvo que el comunicado de los expresidentes "contiene numerosos errores fácticos y jurídicos". Uribe, que fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010 y hasta su renuncia, el martes, era senador del partido de derecha Centro Democrático, se encuentra en detención domiciliaria desde hace algo más de una semana acusado de fraude procesal y soborno de testigos.

Los exmandatarios firmantes de su apoyo a Uribe integran la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), un foro internacional, no gubernamental, formado por 37 ex jefes de Estado y de Gobierno que "observa y analiza los procesos y experiencias democráticas iberoamericanas". El comunicado de IDEA sostuvo que Uribe fue detenido "a propósito de una controversia política con otro senador, que ha sido judicializada".

"Lo anterior es inexacto", refuta Vivanco

"El expresidente Uribe fue detenido con motivo de una investigación judicial por los delitos de 'soborno a testigo' y 'fraude procesal' en el marco de una presunta manipulación de testigos. No se trata de una controversia política".

El comunicado de los exmandatarios afirma también que exmiembros de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que actualmente forman un partido político "celebran como logro" la prisión domiciliaria de Uribe. Vivanco admitió que los exmiembros de FARC celebraron la decisión judicial, pero dijo que "del mismo modo también ha expresado su apoyo a la decisión gran parte de la sociedad colombiana, proveniente de diversos sectores políticos".

Luego de disputar otros párrafos del comunicado de IDEA, Vivanco señaló que el mismo "no ayuda a fortalecer el Estado de derecho en Colombia".

"Enormes riesgos para la independencia judicial”

"Por el contrario, fomenta los actuales ataques del expresidente Uribe y su partido político a la independencia judicial en el país", aseguró. Después de la decisión del Tribunal Supremo "el expresidente y congresistas afines han revivido una propuesta de reforma constitucional para modificar el funcionamiento de las Altas Cortes", apuntó el director de Human Rights Watch para Américca.

"Los congresistas afines al Gobierno -agregó- proponen unificar todas las altas cortes en un único tribunal, una medida que podría generar enormes riesgos para la independencia judicial". Vivanco sostuvo que "se trata de un intento descarado por intimidar a la Corte Suprema mediante una maniobra que, desafortunadamente, ha sido empleada en el pasado por algunos gobiernos de la región".

"En años recientes, la polarización política ha generado la manipulación de la información y las campañas de desinformación han sido utilizadas para dañar el estado de derecho y sus instituciones", concluyó Vivanco al tiempo que pidió a los expresidentes firmantes del comunicado de IDEA que reevalúen su adhesión al mismo.