Escucha esta nota aquí

Uno de los más icónicos defensores de la Amazonia, el líder indígena Paulo Paiakan, murió en Brasil luego de contraer el nuevo coronavirus, informaron activistas este miércoles.

El cacique Paiakan, que ganó fama mundial por liderar la lucha contra la construcción de la hidroeléctrica de Belo Monte en los años 80 en la Amazonia brasileña, murió el martes en un hospital de la ciudad de Redencao, en el norteño estado de Pará, indicó Gert-Peter Bruch, fundador de Planeta Amazonía.

Paiakan "trabajó toda su vida para construir alianzas en todo el mundo para salvar la Amazonia", dijo Bruch a la AFP. "Estaba muy adelantado a su tiempo. Hemos perdido un guía de mucho valor", agregó.

La Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil (Apib) expresó su luto. "Su legado deja en la historia y en la vida de los pueblos una construcción de mucha fuerza", afirmó esa entidad en un comunicado.

Paiakan, que rondaba los 65 años, era un cacique del pueblo kaiapo, en el norte de BrasilForjó alianzas con otros pueblos indígenas, activistas internacionales y celebridades como el cantante Sting.

Fue uno de los organizadores de la reunión de Altamira, que en 1989 agrupó a quienes se oponían al proyecto de infraestructura. El movimiento ayudó a convencer al Banco Mundial de retirar recursos para Belo Monte, aunque el proyecto continuó en 2011.

La imagen del cacique se vio salpicada en 1992 al ser acusado, junto a su esposa, de violación y abusos por una estudiante. El caso tuvo repercusión mundial, en momentos en que Brasil recibía la Conferencia Mundial sobre Medio Ambiente ECO-92.

Fue absuelto en 1994, pero tras un recurso de la Fiscalía, el caso volvió a juicio y fue condenado en 1998 a seis años de arresto domiciliario.

En los últimos años, Paiakan se mantuvo activo en su lucha a favor de la Amazonia, manifestando, también, su preocupación por la visión del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro que defiende la explotación minera y agrícola en tierras protegidas.

Paiakan fue diagnosticado con el nuevo coronavirus el 8 de junio después de visitar su pueblo natal, A-ukre, dijo Bruch.

El nuevo coronavirus ya afectó a 103 pueblos indígenas en Brasil, según un balance de la Apib, que contabiliza 5.484 contaminados y 287 fallecidos.

"Paiakan se fue como cientos de vidas indígenas que estamos perdiendo para la pandemia de Covid-19. Asistimos con tristeza e indignación a la pérdida de tantas vidas. Nuestros ancianos son sagrados y fuente de sabiduría", expresó la Apib.