Escucha esta nota aquí

Una corte peruana impuso el viernes arresto domiciliario a la esposa del expresidente Ollanta Humala, Nadine Heredia, investigada en el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, informó el tribunal.

La Sala Penal Anticorrupción de la Corte Superior Nacional de Justicia "impuso detención domiciliaria a Nadine Heredia Alarcón en el proceso seguido por colusión agravada y otro en agravio del Estado", dijo el tribunal en su cuenta de Twitter.

De ese modo, la Sala Penal revocó la libertad condicional que otro tribunal le había concedido a Heredia hace poco más de un mes, y que había sido apelada por la fiscal Geovana Mori.

La fiscalía solicitó para Heredia y dos exministros de Humala, Luis Castilla y Eleodoro Mayorga, 36 meses de prisión preventiva por presuntos delitos en un contrato de construcción de un gasoducto y de asociación ilícita.

La Sala Penal confirmó además la libertad condicional para Castilla y Mayorga.

Según la fiscalía, Heredia ejercía un poder de facto dentro del aparato estatal durante el mandato de Humala (2011-2016).

El expresidente y su esposa están acusados de haber recibido tres millones de dólares para la campaña electoral que llevó al militar retirado al poder.

La situación de la exprimera dama, de 44 años, parece haberse complicado luego de que el exjefe de Odebrecht en Perú, el brasileño Jorge Barata, declarara hace un tiempo ante fiscales peruanos que le entregó personalmente el dinero.

Heredia y Humala estuvieron durante nueve meses en prisión preventiva por este caso entre 2017 y 2018.

El escándalo de Odebrecht, cuyos directivos ahora cooperan con la justicia, salpica a cuatro expresidentes peruanos, entre ellos Humala, y a la líder opositora Keiko Fujimori, hija del exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000).

Uno de los exmandatarios bajo sospecha de corrupción, Alan García, se suicidó en abril de 2019 cuando iba a ser detenido por el poder judicial para averiguaciones.