Escucha esta nota aquí

Viktor Babariko, banquero y aspirante a la Presidencia de Bielorrusia, y su hijo Eduard han sido imputados en un caso penal, después de ser detenidos el jueves, un movimiento puesto en entredicho por Occidente y que ha suscitado protestas en el país al producirse a menos de dos meses de los comicios de agosto. "Se han presentado cargos contra Víctor y Eduard y están detenidos como medida restrictiva previa al juicio", señaló la sede de su campaña este domingo.

Uno de los abogados de Babariko, Dmitri Laievski, dijo que no puede informar de la naturaleza de la imputación, dado que la acusación está sellada, pero aseguró que el banquero rechaza "categóricamente" la misma y la defensa insiste en su "total inocencia", según la agencia rusa Interfax.

Babariko y su hijo fueron detenidos el pasado día 18 en un caso de supuesta evasión de impuestos y lavado de dinero, justo después de presentar las cien mil firmas necesarias para participar en las elecciones presidenciales del próximo 9 de agosto.

La acusación considera que Babariko, cuando fue presidente del Belgazprombank, cargo que abandonó en mayo, era el jefe de un grupo delictivo creado con el fin de transferir ilegalmente capital al exterior junto a una veintena de personas que ya han sido detenidas.