Escucha esta nota aquí

Las autoridades de California ordenaron nuevas evacuaciones este jueves ante el rápido avance de incendios forestales masivos en el centro y norte del estado, que han devorado más de 100.000 hectáreas y creado enormes columnas de humo en la zona de San Francisco.

Las llamas, la mayoría nacidas de una ráfaga de rayos a principios de semana, son alimentados por una sofocante ola de calor que afecta a este estado del oeste de Estados Unidos.

Las órdenes de evacuación se ampliaron en varios condados durante la noche, luego que las llamas devoraran casas, obligaran a cerrar carreteras y dañaran gravemente el parque estatal más antiguo de California.

Las autoridades dijeron que los incendios devoraron casi 142.000 hectáreas en la parte central y septentrional del estado, incluidas las regiones vinícolas de Sonoma y Napa, que todavía se están recuperando de los mortales y devastadores incendios de los últimos años.

11.000 relámpagos en tres días

Un piloto en una misión de lanzamiento de agua en el oeste del condado de Fresno, en el centro de California, murió cuando su helicóptero se estrelló el miércoles, mientras un trabajador de Pacific Gas & Electric falleció mientras ayudaba en un incendio en el área de Vacaville entre San Francisco y Sacramento.

California registró casi 11.000 relámpagos en 72 horas, dijo el miércoles el gobernador Gavin Newsom.

"2020 nos ha arrojado muchas cosas. Una pandemia. Rayos. Olas de calor récord. Incendios. Pero si hay algo que sé de CA (California) es que somos resistentes", tuiteó Newsom, que ha declarado el estado de emergencia para liberar fondos para las operaciones contra el fuego.

La agencia de combate de incendios de California, Cal Fire, informó que los varios focos que conforman el LNU se habían empezado a fusionar para crear un gran incendio masivo.

"Este es un incendio muy grande, es uno de muchos que azotan el estado de California y honestamente nuestros recursos son limitados", dijo Shana Jones, jefa de la unidad de Cal Fire que aiste a Sonoma, Lake y Napa. "Así que, por favor, tengan paciencia".

Los incendios ya han destruido 105 casas y estructuras y amenaza a otras más de 30.000, dijeron los oficiales de bomberos.