Escucha esta nota aquí

India, México, Noruega e Irlanda fueron elegidos el miércoles por la Asamblea General de la ONU como miembros no permanentes del Consejo de Seguridad para 2021 y 2022, mientras que Canadá volvió a perder la postulación, anunció Naciones Unidas. 

Por el único asiento atribuido al continente africano, Yibuti y Kenia se ven obligados a una segunda ronda que se llevará a cabo el jueves. Para ganar, los solicitantes debían reunir dos tercios de los votos emitidos. Kenia obtuvo 113 votos, contra 78 de Yibuti.

México e India, únicos candidatos de sus regiones (América Latina y Asia) obtuvieron 187 votos y 184 votos respectivamente, sobre un total de 192 países que participaron en la votación. 

Por Europa occidental resultaron electos Noruega, con 130 votos, e Irlanda, con 128, el mínimo requerido para obtener un asiento. 

Canadá, otra vez eliminado 

Canadá, que se presentaba también por Europa occidental, no logró su objetivo. El país ya había sido eliminado en 2010 frente a Portugal.

Para el país norteamericano, ocupar un asiento en el Consejo de Seguridad era una oportunidad "para construir una paz sostenible y lograr avances reales en los asuntos que importan", había dicho previo a la elección su primer ministro Justin Trudeau, para quien este nuevo fracaso puede resultar un serio revés.

El Consejo de Seguridad cuenta con 15 miembros, cinco permanentes y diez no permanentes que se renuevan de cinco en cinco todos los años. 

Durante las elecciones del miércoles, los miembros de la Asamblea General también eligieron como próximo presidente para la sesión 2020-2021 al turco Volkan Bozkir, diplomático y exministro, el único candidato en la contienda. Ganó con 178 de los 192 votos emitidos.

Grecia, Armenia y Chipre se habían opuesto recientemente a su designación por consenso y reclamado una votación secreta.

Kenia vs. Yibuti 

En tanto, el la lucha por el asiento de áfrica, Kenia dice contar con el apoyo de la Unión Africana, pero Yibuti afirma tener prioridad en virtud de un principio de rotación y porque Nairobi ha estado presente en el Consejo más veces.

En sus campañas, los dos rivales -diferentes también por sus lenguas, inglés y francés- han hecho valer su rol para garantizar la paz en un Cuerno de África conflictivo.

Kenia ha destacado su recepción de refugiados somalíes y del sur de Sudán, así como el apoyo a los gobiernos de los países afectados. Yibuti, con una situación geográfica estratégica y donde hay bases militares estadounidense, francesa, china y japonesa, también ha destacado su papel para pacificar Somalia. 

Lobby sin fin 

"Hacer campaña para un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU implica un lobby sin fin, organizar fiestas, y preguntarse si el embajador que te acaba de prometer un voto podía estar mintiendo", resumió en un tuit Richard Gowan, especialista en Naciones Unidas del International Crisis Group. 

Por temores de fraudes o manipulaciones, se descartó una votación electrónica propuesta por algunos debido a la pandemia de covid-19. 

La Asamblea General de la ONU acordó entonces hacer una votación mediante boletines secretos durante un periodo extenso del día para evitar una aglomeración en la sede de la ONU, donde se mantiene el teletrabajo hasta fines de julio por el virus. (17 JUN 2020)