Escucha esta nota aquí

En plena crecida de contagios, Inglaterra levantó ayer casi todas las restricciones sanitarias para contener el Covid-19, mientras que en Tokio empiezan a alarmarse ante un posible brote en la villa olímpica a cuatro días del inicio de los Juegos Olímpicos.

En las primeras horas del que se ha llamado “Día de la libertad”, miles de jóvenes asaltaron las discotecas de Londres, ávidos por disfrutar de la fiesta.

Pero en el conjunto del país reinaba cierta cautela, lejos de la euforia despertada meses atrás con el fin del duro y largo confinamiento invernal.

El primer ministro Boris Johnson inició esta nueva etapa aislado tras haber estado en contacto con su ministro de Sanidad, Sajid Javid, que dio positivo al covid-19.

Salas de espectáculos y estadios reabrieron a plena capacidad, las discotecas volvieron a funcionar, la distancia social y el uso de la mascarilla ya no son obligatorios, aunque se recomiendan en transportes y comercios.

En Europa, donde varios países sufren una expansión de la pandemia pese a las campañas de vacunación, la reimposición de restricciones sanitarias se está encontrando con el rechazo.

Juegos Olímpicos

En Tokio, a cuatro días de la inauguración de los Juegos de 2020 aplazados por la pandemia, crece la preocupación por la detección de varios casos de covid-19 en la villa olímpica, entre ellos algunos deportistas. Todos ellos fueron aislados, así como sus contactos estrechos.

Comentarios