Escucha esta nota aquí

El Reino Unido sufre una ola de resfriados originado en el sur de las islas, pero que ya se ha extendido en todo el país. Además, unos síntomas que son calificados como los peores en mucho tiempo, según reconocen. 

“Es el peor resfriado de mi vida, me siento como si me hubiese golpeado un autobús”, cuenta Rebecca London, de 24 años, y que se contagió en la celebración de un festival. Además, la afectada reconoce que para ella un resfriado normal, conlleva una leve secreción nasal y un poco de tos, acompañado de una sensación de agotamiento. “Puede que no sea Covid, pero tiene algo que ver”, concluye.

Tras el descenso de contagios por Covid-19 en Reino Unido, ha provocado que el Gobierno británico haya reducido las medidas de prevención. Sin embargo, el número de resfriados ha aumentado de manera drástica en las últimas semanas. “De hecho, hemos estado viendo un aumento en el número de toses, resfriados e infecciones virales. Ahora salimos, nos reunimos con amigos y volvemos a subirnos al transporte público, el resfriado común vuelve a contagiarse”, afirma a la BBC Philippa Kaye, médico de cabecera en Londres.

Además, reconoce que las cifras son tan elevadas como si de la época invernal se tratase y reclaman también el control sobre los resfriados. “Si bien las reglas de bloqueo fueron diseñadas para detener la propagación del Covid, también impidieron que otros virus se movieran entre las personas. Cada vez habrá más infectados”, ratifica. / (Tomado de Clarín)

Comentarios