Escucha esta nota aquí

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, llegó el lunes a la capital siria, Damasco, su primera visita en el país en guerra desde 2012, anunció el ministerio sirio de Relaciones Exteriores.

Lavrov, que se reunió con el presidente sirio Bachar Al Asad, se suma a una delegación rusa que llegó la víspera a Damasco, con el vice primer ministro Yuri Borisov al frente, para llevar a cabo conversaciones bilaterales, según la agencia de prensa siria Sana.

Está prevista una rueda de prensa de Lavrov y su homólogo sirio Walid Muallem, anunciaron las oficinas de los dos ministros. El representante ruso viajará luego a Chipre.

Aliado de Damasco, Moscú intervino militarmente a finales de 2015 en el conflicto sirio para apoyar al poder Bashar Al Asad.

El presidente ruso, Vladimir Putin, efectuó en enero de 2020 una visita sorpresa a Damasco, su primer viaje a la capital siria desde el inicio del conflicto en 2011.

En diciembre de 2017, visitó la base aérea rusa de Hmeimim, principal instalación militar de su país en el noroeste de Siria.

El conflicto en Siria, que estalló en 2011 con la sangrienta represión de las manifestaciones prodemocracia, causó más de 380.000 muertos y obligó a exiliarse a millones de personas.