Escucha esta nota aquí

Irán acaba de lanzar un nuevo lanzador de satélites que puso en órbita tres cargas en medio de las negociaciones nucleares con las principales potencias para reactivar el acuerdo nuclear de 2015. Esto podría complicar las conversaciones de Viena.

Con nuestro corresponsal en Teherán, Siavosh Ghazi

Según el portavoz del Ministerio de Defensa, el lanzador Simorgh colocó tres cargas, destinadas a la investigación, a una altura de 470 kilómetros de la tierra. No dio más detalles. El lanzamiento se produce en medio de las negociaciones nucleares con las principales potencias para reactivar el acuerdo nuclear de 2015.

Estas negociaciones avanzan muy lentamente, mientras que Estados Unidos, los países europeos e Israel afirman que Irán está acelerando al mismo tiempo su programa nuclear y que se convertirá en un país umbral en pocas semanas. Esto significa que Irán tendrá la capacidad de construir una bomba atómica.

En el pasado, los países occidentales siempre han condenado las actividades espaciales de Irán, alegando que Teherán utilizaba la misma tecnología para aumentar el alcance de sus misiles militares. 

El nuevo lanzamiento se produce también cuando Irán realizó hace unos días unas maniobras militares en las que 16 misiles destruyeron una réplica del emplazamiento nuclear israelí de Dimona.

Las autoridades militares iraníes afirmaron que estas maniobras eran una respuesta a las amenazas israelíes contra las instalaciones nucleares de Irán.


Comentarios