Escucha esta nota aquí

Irán anunció este jueves que ha aumentado el alcance de sus misiles, presentando dos nuevos, uno balístico y otro de crucero, bautizados con los nombres de los altos oficiales asesinados por Washington en enero en Irak.

"En el dominio de los misiles balísticos de combustible sólido, hoy hemos alcanzado una distancia de 1.400 km", mediante la fabricación del misil "Haj Qassem", señaló el general Amir Hatami, ministro de defensa.

El misil lleva el nombre de pila de Qassem Soleimani, general de los Guardianes de la Revolución y artífice de la estrategia de influencia regional iraní en Oriente Medio, asesinado el 3 de enero en un ataque de un dron estadounidense cerca del aeropuerto de Bagdad.

"En lo que concierne al misil de crucero, pasamos de un alcance de 300 a 1.000 km en menos de dos años", se congratuló por su lado el presidente iraní, Hasan Rohani, durante una ceremonia de inauguración de "proyectos defensivos" televisada, en Teherán. 

Este lleva su nombre en honor a Abu Mehdi al Muhandis, lugarteniente iraquí de Soleimani, líder de los paramilitares pro-Irán, también asesinado en el ataque estadounidense. 

El anuncio tiene lugar después de que Estados Unidos dijo el miércoles que quiere activar un mecanismo denominado "snapback", con la esperanza de presionar al Consejo de seguridad de la ONU a que restablezca todas las sanciones internacionales contra Irán, lo que podría aniquilar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní definitivamente. 

Alcanzado en 2015 entre Teherán y las grandes potencias, su objetivo es evitar que Teherán desarrolle la bomba atómica.