Escucha esta nota aquí

Las fuerzas armadas iraníes destruyeron con misiles la maqueta de un portaaviones estadounidense el martes, durante unos ejercicios militares en aguas del Golfo que el Pentágono calificó de "irresponsables y peligrosos".

Los ejercicios, bautizados como "Profeta Mahoma 14", se desarrollaron cerca del estrecho de Ormuz, un importante paso en particular para los petroleros.

Se trata de un comportamiento "irresponsable y peligroso", reaccionó la portavoz de la Quinta Flota estadounidense, Rebecca Rebarich.

A pesar de ello, esos ejercicios "no perturbaron las operaciones de la coalición en la región" y "no tuvieron ningún impacto en la libre circulación del comercio en el estrecho de Ormuz y las aguas circundantes", añadió. 

Las maniobras iraníes se producen en un contexto de tensión entre  Washington y Teherán tras la denuncia unilateral por parte de Estados Unidos del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní en 2018.