Escucha esta nota aquí

Irlanda empezará a levantar su confinamiento frente al coronavirus en los próximos días, anunció hoy el primer ministro Leo Varadkar, iniciando una flexibilización progresiva de las restricciones que durará hasta agosto.

"Puedo confirmar que es seguro proceder con la fase uno de nuestro plan para aliviar las restricciones debidas el Covid-19 a partir del lunes", dijo Varadkar en rueda de prensa en Dublín.

A partir del lunes, algunas personas podrán volver a trabajar, especialmente en el sector de la construcción, y cientos comercios reabrirán sus puertas, como las tiendas de jardinería.  

También será posible ir a la playa, jugar al tenis o reunirse en el exterior, hasta un máximo de cuatro personas, siempre que se mantenga una distancia de dos metros entre personas.

El gobierno irlandés ha previsto cinco fases de desconfinamiento progresivo de tres semanas cada una, la última de las cuales debe comenzar el 10 de agosto, con la posibilidad de volver a la fase anterior si la propagación del virus se descontrola. 

La próxima evaluación tendrá lugar el 5 de junio.  Tras ordenar el cierre de las escuelas el 12 de marzo, Irlanda ordenó el confinamiento de la población a partir del 28 de marzo y después lo prolongó hasta el 18 de mayo.

Con menos de cinco millones de habitantes, el país tenía hasta ayer 23.827 casos confirmado y 1.506 muertos por coronavirus.