Escucha esta nota aquí

La justicia israelí autorizó el lunes la extradición de Malka Leifer, una australiana sospechosa de haber cometido abusos sexuales contra menores de edad en su país.

Un tribunal israelí dictaminó en mayo que Leifer, acusada de decenas de agresiones contra niñas menores, alumnas de una escuela judía ortodoxa que dirigía en Melbourne hace varios años, era mentalmente apta para ser sometida a juicio, con lo que se abrió la vía a su extradición.

Tras un recurso rechazado de los abogados de la mujer ante la Corte Suprema, un tribunal de Jerusalén consideró este lunes que "la acusada puede ser extraditada a Australia por los crímenes que se le atribuyen".

Según la prensa australiana, Leifer, una exprofesora, es sospechosa de haber cometido 74 agresiones contra menores. La mujer había huido a Israel después de que una exalumna interpusiera una querella contra ella.

En 2016, había sido declarada inapta a ser juzgada, y fue hospitalizada. Pero policías en civil la habían seguido y grabado mientras hacía compras y depositaba un cheque en el banco, para probar que la mujer simulaba la locura con el objetivo de evitar un juicio.