Escucha esta nota aquí

El Parlamento israelí cuenta con seis diputados abiertamente homosexuales desde el lunes por la tarde, un récord para un país considerado como uno de los pioneros en materia de derechos LGBT pero donde la homosexualidad es tabú en los círculos religiosos.

Tras la adopción la semana pasada de la ley llamada "noruega", que autoriza a los ministros a dejar su escaño de diputado a otro miembro de su lista política, nuevos legisladores entraron en el Parlamento israelí el lunes por la tarde, llevando a seis el número de parlamentarios abiertamente homosexuales, es decir un 5% de la asamblea de 120 diputados.

"Creo que esto coloca a Israel en el cuarto puesto, tras Reino Unido (8,1%), Liechtenstein (8%) y el Parlamento escocés (7,7%)", indicó a la AFP Andrew Reynolds, profesor de ciencias políticas en la universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, que estudia la representación política de las personas LGBT en el mundo.

El Estado hebreo reconoce los matrimonios homosexuales efectuados en el extranjero y autoriza a las parejas del mismo sexo, y a mujeres y hombres solteros, a recurrir a la gestación subrogada.

El primer diputado abiertamente homosexual del Parlamento israelí, Ouzi Even, fue elegido en 2002.