Escucha esta nota aquí

Israel liberó el lunes a Mahmoud Nawajaa, figura palestina de la campaña local de boicot a Israel, tras pasar 18 días detenido, según fuentes concordantes.

Nawajaa, coordinador de la campaña BDS (boicot, desinversión, sanciones) en los Territorios Palestinos, había sido detenido por el ejército israelí en su casa de Ramala, en Cisjordania Ocupada, y después trasladado a una prisión en Israel donde estuvo detenido en secreto durante varios días.

Organizaciones palestinas y oenegés de defensa de los derechos humanos habían exhortado a las autoridades israelíes a liberarle y pidieron a la Unión Europea intervenir en este caso.

El lunes, un tribunal militar israelí liberó a Najawaa que agradeció a "todos los que han contribuido en la campaña internacional realizada para presionar al ocupante", según un comunicado de BDS.

La campaña BDS llama al boicot económico, cultural y científico de Israel, para obtener el fin de la ocupación y de la colonización de los Territorios Palestinos. Sus partidarios se apoyan en el ejemplo de Sudáfrica, afirmando que el boicot permitió acabar con el régimen del apartheid.

Israel acusa a BDS de antisemitismo y de poner en cuestión la existencia del Estado de Israel, lo que el movimiento desmiente.

Israel prohíbe la entrada a su territorio a extranjeros acusados de apoyar a BDS, conforme a una ley aprobada en 2017.

En noviembre, el representante local de Human Rights Watch, Oman Shakir, que niega cualquier vínculo con BDS, fue la primera persona expulsada de Israel en virtud de esa ley.

Un portavoz del Shin Beth, servicio de inteligencia interior israelí, indicó el lunes a la AFP que Nawajaa había "sido detenido e interrogado sobre cuestiones de seguridad" y no en relación a BDS.