Escucha esta nota aquí

Israel ha vacunado ya contra la COVID-19 a más de un millón de ciudadanos (un 12 % de su población), lo que representa la mayor tasa de inmunización a nivel mundial, informó este sábado (02.01.2021) el portal "Our World in Data", resultado de la colaboración entre la universidad de Oxford y una organización educativa con fines benéficos en el Reino Unido.

En concreto, Israel registra una tasa de 11,55 dosis por cada 100 habitantes, seguido de Baréin (3,49) y el Reino Unido (1,47), según esta fuente.

En el lado opuesto, Francia había administrado dosis contra el coronavirus a tan solo 138 personas antes del 30 de diciembre.

Durante los tres primeros días de su campaña de vacunación, que arrancó el pasado 27 de diciembre, Francia administró el preparado a menos de un centenar de ciudadanos, mientras que Alemania había inmunizado a más de 130.000 personas antes de fin de año.

Estados Unidos no logra su objetivo

Conforme a "Our World in Data", que cuantifica el número de personas que han recibido la primera dosis de los preparados contra el coronavirus, Estados Unidos no logró su objetivo de vacunar a 20 millones de personas antes de que terminara 2020, pues antes de esa fecha había administrado el compuesto solo a 2,78 millones de ciudadanos.

Israel lidera la carrera mundial de la inmunización contra la COVID-19 porque comenzó a administrar las dosis el pasado 19 de diciembre y vacuna a unas 150.000 personas por día, con los mayores de 60 años, los trabajadores sanitarios y las personas clínicamente vulnerables como receptores prioritarios.

Israel encargó lotes del preparado desarrollado por Pfizer-BioNTech al comienzo de la pandemia.

Israel estudia endurecer más el confinamiento

A pesar del pronto avance en la campaña de vacunación, las autoridades israelíes estudian endurecer aún más el confinamiento al continuar la alta morbilidad.

El Ministerio de Sanidad dio este domingo (03.01.2021) una nueva cifra decepcionante de nuevos positivos: cerca de cuatro mil este sábado (3.977), con 729 enfermos graves en los hospitales, 179 de ellos conectados a respiradores. Los datos del día anterior fueron aún peores, con alrededor de 6.000 nuevos casos, aunque también fue muy alto el número de pruebas realizadas, cerca de 100.000.

El titular de Sanidad, Yuli Edelstein, ha señalado que va a proponer al Gabinete un "confinamiento completo" de dos semanas, por el imparable ascenso de los contagios, una medida que en principio respaldaría el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

En estos momentos, los israelíes no pueden alejarse a más de un kilómetro de su residencia, ni visitar a otras personas en sus casas, están cerrados los comercios no esenciales y restringida la presencialidad en los trabajos que operan al 50 %. Tampoco pueden juntarse más de 10 personas en interior y 20 en exterior, aunque continúa el colegio en las zonas no consideradas "rojas" por su alta morbilidad.

Sanidad propone ahora un cierre total de las escuelas. El ministro de Educación, Yoav Galant, podría aceptarlo, pero pide una excepción para los alumnos de los grados 11 y 12, que tendrán que superar exámenes de matriculación en verano, y también pide que, de prohibirse las clases presenciales, se permita a los menores de los grados entre 5 y 12 encontrarse en zonas abiertas.

FEW (EFE, AP)

Comentarios