Escucha esta nota aquí

Podría definirse como un sector de extranjeros y cuna de la bohemia en Seúl. No solo quienes habitan el barrio de Itaewon provienen de distintos puntos del planeta, sino que además hay una amplia gama de restaurantes internacionales, así como bares y discotecas. Asimismo, es donde tiene lugar la discreta vida gay de la capital surcoreana.

Pero hoy Itaewon está en el ojo del huracán. Ello, luego que las autoridades sanitarias surcoreanas confirmaran más de un centenar de nuevos casos de Covid-19 vinculados a bares y discotecas de ese barrio, por lo que este foco es el más grave registrado en Seúl desde que estalló la pandemia.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC) registraban hasta el jueves 10.991 casos a nivel nacional, de los cuales 142 están vinculados a discotecas y bares de la zona de Itaewon. Entre estos contagiados figuran 82 clientes, mientras que el resto serían familiares y compañeros de trabajo, considerados casos secundarios. Pero las autoridades también confirmaron casos terciarios, después de que el monitor de una academia mintiera sobre su trabajo tras una reciente visita a la zona de Itaewon. Ya se han confirmado 11 contagios relacionados con esta persona, según la agencia Yonhap.

Las autoridades activaron las alertas después de que se confirmara que un joven de 29 años dio positivo por Covid-19 tras haber visitado cinco clubes y bares de Itaewon entre el 1 y 2 de mayo. Fue la primera infección local nueva en cuatro días en Corea del Sur, que solo había reportado en ese lapso unos pocos casos importados. “El caso rápidamente creció hasta convertirse en un nuevo foco”, destacó Yonhap.

Desde entonces, el gobierno surcoreano ha tratado de rastrear a todas las personas que visitaron los clubes de Itaewon donde estuvo el joven, mientras la cifra de contagios ligada a este foco no deja de aumentar en Seúl y otras zonas del país.

Para ello, según la BBC, han utilizado registros de tarjetas de crédito, videos de cámaras de seguridad y otros medios. Las autoridades han estado alentado a cualquier persona que acudió a los bares del 24 de abril al 6 de mayo a hacerse la prueba y comenzaron a ofrecer la posibilidad de realizarla de forma anónima.

“Escuché que algunas personas no quieren hacerse la prueba por temor a ser criticadas. Haremos todo lo posible para asegurarnos de que todos reciban una prueba sin sentirse incómodos o prejuiciados”, dijo Jeong Eun-kyeong, jefe de los KCDC.

En entrevista con la emisora TBS, el alcalde de Seúl, Park Won-soon, informó que más de 24.000 personas vinculadas con el reciente brote de Covid-19 en Itaewon han sido examinadas. Park también advirtió que aquellos que no cumplan la orden podrán enfrentarse una multa de hasta dos millones de wones ($us 1.629). Las autoridades sanitarias afirmaron que siguen teniendo dificultades en ubicar el paradero de alrededor de 2.500 personas vinculadas al brote de Itaewon, para que sean examinadas.

El KCDC dijo que este fin de semana será un momento crítico para determinar si la infección grupal de Itaewon provocará una propagación en toda la comunidad. Debido al reciente aumento en las infecciones, el país decidió posponer de nuevo la reapertura de las escuelas por una semana, por lo que los alumnos comenzarán a asistir, por etapas, a las clases presenciales a partir del próximo miércoles.