Escucha esta nota aquí

El oficialista Frente Amplio, la fuerza de izquierda que gobierna Uruguay desde 2005, deberá reconquistar votantes desencantados si pretende pelear el gobierno contra una coalición opositora en formación de cara al balotaje del 24 de noviembre, estimaron analistas ayer.

“La fuerza (política) más importante de Uruguay se llama Frente Amplio”, dijo el domingo por la noche el candidato oficialista Daniel Martínez, quien competirá contra el exsenador Luis Lacalle Pou por la presidencia en noviembre, al dirigirse a militantes frenteamplistas tras conocerse los resultados de la votación del domingo.

Con 39,2% de los votos, y aunque sea el partido más votado, el Frente Amplio deberá hacer frente a una coalición en ciernes que Lacalle Pou, que obtuvo 28,6% de los sufragios, negocia con el liberal Partido Colorado (12,3%) y el derechista Cabildo Abierto (10,9%).

Por otro lado, el expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) confirmó su condición de favorito y consiguió retornar al Senado con la lista más votada dentro de la coalición de izquierdas oficialista, el Frente Amplio. (AFP/EFE)