Escucha esta nota aquí

Boris Johnson anunció ayer la suspensión del examen parlamentario del acuerdo de Brexit, tras ver rechazado su calendario acelerado para implementarlo a final de mes, a la espera de una decisión de sus 27 socios europeos sobre otro eventual aplazamiento.

A raíz de esta votación, que comprometió seriamente la posibilidad de una ratificación antes del día 31, el primer ministro británico dijo a los diputados que interrogará sobre sus intenciones a sus socios europeos. “Hasta que tomen una decisión, vamos a suspender esta legislación”, afirmó.

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, se ofreció a trabajar con el Gobierno para acordar lo que denominó como “un calendario razonable” para que se tramite la ley sobre el acuerdo de retirada de la Unión Europea (UE).

Corbyn hizo esta propuesta en una comparecencia ante el Parlamento británico, después de que los diputados rechazaran el procedimiento de urgencia que ha propuesto el primer ministro Boris Johnson, para tramitar en tan solo tres días la ley que ratifica el tratado pactado entre Londres y Bruselas.

La Cámara de los Comunes, sin embargo, dio su respaldo preliminar al pacto del Brexit, aunque este afronta todavía diversos obstáculos antes de poder recibir el visto bueno definitivo. Johnson, que, obligado por la ley, solicitó este sábado a la UE una prórroga del periodo de salida que se extienda más allá del 31 de octubre, anunció que se comunicará con los líderes comunitarios para hallar una salida. (AFP)