Escucha esta nota aquí

El dirigente argentino Juan Grabois fue designado miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, considerado el “ministerio social y ambiental” de la Santa Sede. Este organismo eclesial promueve programas de aplicación de la encíclica Laudato si’, que centra su reflexión en el tema de la tierra, y la comisión para la pospandemia.

Grabois, de 37 años, fue propuesto como miembro consultor por el titular del Dicasterio, el cardenal ghanés Peter Turkson, recoge el diario argentino La Nación. 

La designación del abogado y dirigente de los movimientos sociales fue respaldada, días atrás, por el papa Francisco.

El activista fundó el Movimiento de los Trabajadores Excluidos y se caracterizó por el ingreso a predios y tierras para su ocupación. En noviembre de 2019, Grabois encabezó una delegación que visitó Bolivia para elaborar un informe sobre la situación en el país tras la renuncia y posterior huida de Evo Morales.

Su llegada al país estuvo envuelta en la polémica por la actitud que medios argentinos y activistas sociales asumieron ante los sucesos vividos entre octubre y noviembre de 2019, señala el medio argentino.

Otros miembros del Dicasterio creado por el Papa en 2016 son, por ejemplo, los cardenales de Polonia Konrad Krajewski y de Perú, Pedro Barreto, entre los religiosos, y los laicos Renato Lima de Oliveira y Sean Callahan. Bajo la órbita del Dicasterio trabajan las fundaciones de orientación social del Vaticano, como la Popolorum Progressio, enfocado en América Latina; y la Juan Pablo II, en el Sahel.

El Papa consideró entonces que el Dicasterio “será competente en las cuestiones que se refieren a las migraciones, los necesitados, los enfermos y los excluidos, los marginados y las víctimas de los conflictos armados y de las catástrofes naturales, los encarcelados, los desempleados y las víctimas de cualquier forma de esclavitud y de tortura”.

En 2020, Francisco instituyó, bajo la órbita del Dicasterio, la comisión vaticana Covid-19, que se encarga de centralizar los programas de la Santa Sede para la denominada pospandemia en temas sociales, ambientales y económicos.


Comentarios