Escucha esta nota aquí

El magistrado del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Danilo Mojica Monsalvo, expresó ayer al presidente Nicolás Maduro su desacuerdo con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, al señalar que "no es la solución a la crisis que sufre el país".

"Debo indicar que, al igual que lo señaló la fiscal general de la República, (Luisa Ortega) la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente no es la solución a la crisis que sufre el país", indicó el jurista en una carta enviada a Maduro, a la que Efe tuvo acceso y en la que pide al presidente "un espíritu republicano y de apego constitucional".

El letrado que forma parte de la Sala de Casación Social de la máxima corte, consideró que este es "un momento de grandes decisiones y es su obligación llevar a cabo, el consenso definitivo que requiere el país para unas elecciones inmediatas y constructivas para todos".

El 1 de abril se inició en Venezuela una ola de protestas antigubernamentales, después de que el Supremo asumiera funciones del Parlamento, lo que fue visto por la oposición como un "golpe de Estado" y ponderado por la fiscal general como una "ruptura del hilo constitucional".

Elección de asambleístas
El presidente de Venezuela firmó ayer el decreto con la propuesta para elegir 540 representantes para redactar una nueva Constitución, un asunto que fue enviado al Consejo Nacional Electoral (CNE) para su revisión.

El mandatario reiteró que los corredactores de la nueva Carta Magna serán elegidos mediante "voto universal, directo y secreto" y en "ámbitos territoriales y sectoriales".

Explicó que del total, 364 serán elegidos mediante comicios territoriales tradicionales: dos en cada municipio capital en los 23 estados y uno en cada uno de los 335 municipios del país, con excepción del municipio caraqueño Libertador, donde serán electos siete representantes.

Asimismo, los pueblos indígenas escogerán ocho diputados que integrarán, junto a los 364 territoriales, la Asamblea Nacional Constituyente que será unicameral y se instalará en las 72 horas sucesivas a la proclamación de los vencedores. El mandatario también sugirió que los asambleístas puedan sesionar en el edificio del Parlamento venezolano, único poder que es controlado por la oposición política que exige elecciones en las calles. 

Comentarios