Escucha esta nota aquí

El juicio del expresidente francés Nicolas Sarkozy, acusado de financiación ilegal de campaña, fue aplazado hasta el 20 de mayo este miércoles debido a que uno de los abogados de la defensa está hospitalizado con Covid.

El proceso se aplazó poco después de su apertura en París, en una primera audiencia a la que no acudió el exmandatario (2007-2012).

Sarkozy, de 66 años, fue condenado a inicios de marzo a tres años de cárcel, uno de ellos firme, por corrupción y tráfico de influencias, convirtiéndose en el primer presidente francés en ser sentenciado a una pena de prisión.

En este nuevo caso, se acusa al ex líder de la derecha francesa de haber gastado 20 millones de euros (24 millones de dólares) por encima del tope permitido en la carrera por la presidencia en 2012, que perdió frente al socialista François Hollande.

Los fiscales afirman que ignoró las advertencias de los expertos contables de su campaña, que le habían alertado de que iba a rebasar el límite de gasto de 22,5 millones de euros permitido por la ley y que el candidato siguió celebrando fastuosos mítines.

Los investigadores calculan que el gasto total en la segunda vuelta ascendió a casi 43 millones de euros.

En caso de ser declarado culpable se enfrenta a una condena de un año de cárcel y a una multa de 3.750 euros.

Este dosier es uno de los varios que persiguen al exmandatario de derecha desde que dejó el poder hace casi una década, pero Sarkozy afirma que es inocente y es víctima de una conspiración contra él por parte de sus enemigos políticos con la complicidad del sistema judicial.

Comentarios