Escucha esta nota aquí

Un museo holandés no tendrá que devolver un cuadro de Wassily Kandinsky a los herederos de los anteriores propietarios judíos, dictaminó un tribunal de Ámsterdam este miércoles (16.12.2020). La "Pintura con casas" de Kandinsky de 1909 perteneció a la pareja Lewenstein, que eran judíos, hasta la Segunda Guerra Mundial. El cuadro se vendió en una subasta al museo Stedelijk en 1940, cinco meses después de que la Wehrmacht alemana se hiciera cargo de los Países Bajos.

El museo de arte de Ámsterdam compró el cuadro por 160 florines, un precio significativamente menor que su valor. "El museo no actuó de buena fe", dijeron los abogados de la familia.

Los herederos de los Lewenstein habían exigido que se les devolviera la pintura, pero el Comité Holandés de Restituciones –que rige en casos de artefactos saqueados durante la ocupación nazi de los Países Bajos– desestimó su denuncia, confirmando una decisión anterior del comité de restitución holandés.

"Todos los reclamos de la familia que exigieron la devolución del cuadro han sido rechazados", dijo el tribunal en un comunicado. Los jueces negaron la afirmación de los herederos de que la investigación de cuatro años del Comité de Restitución había sido inadecuada y descuidada y que su consejo debería ser anulado.

"La política de restitución holandesa es de facto inexistente"

Los demandantes dijeron que apelarían el fallo. "Si el fallo sigue en vigor, la política de restitución holandesa es de facto inexistente y el arte robado importante probablemente nunca será devuelto en Holanda", dijo James Palmer, abogado de los demandantes.

Los herederos también acusaron al comité de parcialidad y conflicto de intereses. "Sin embargo, el tribunal encuentra que los herederos están equivocados en todos los puntos", dijo.

Los herederos de Lewenstein también reclaman otra pintura de Kandinsky que actualmente se encuentra colgada en la galería Lenbachhaus en la ciudad de Munich, al sur de Alemania.

FEW (AFP, dpa)

Comentarios