Escucha esta nota aquí

La candidata derechista a la presidencia de Perú, Keiko Fujimori, cerró este jueves su campaña al balotaje del domingo en un mitin en Lima abrazada con su hermano Kenji, de quien se había distanciado por pugnas políticas hace casi cuatro años.

Sobre un escenario con pantalla gigante levantado en la Villa El Salvador, un populoso distrito del sur de Lima, los hermanos cantaron y bailaron mientras los asistentes al acto, realizado al caer la noche, coreaban consignas y alzaban banderas peruanas y naranjas del partido fujimorista Fuerza Popular.

"Estoy profundamente emocionada de estar acá parada frente a ustedes. Hace aproximadamente un año volví a casa después de estar tres veces injustamente en prisión", dijo Keiko Fujimori ante la multitud.

La primogénita del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) estuvo en prisión 16 meses en el marco del escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, que salpicó también a cuatro exmandatarios peruanos.

Si pierde el balotaje, será llevada a juicio pero si gana tendrá inmunidad. Ella niega los cargos de lavado de dinero que presentó la fiscalía.

Keiko, de 46 años, quien vestía la camiseta de la selección peruana de fútbol, pantalones vaqueros y portaba mascarilla, destacó que en esta campaña electoral ha podido reencontrarse con su familia.

"Pude reencontrarme con Kenji", dijo antes de llamarlo a subir al escenario.

El menor de los Fujimori, de 41 años, quien perdió su escaño en el Congreso hace tres años por obra del partido Fuerza Popular que dirige su hermana, afirmó que estaba "orgulloso" de Keiko.

"No saben la inmensa alegría que siento de poder estar aquí con todos ustedes. Sentir esa energía positiva. Keiko, no sabes lo orgulloso que me siento de ti", expresó el benjamín del clan, quien también vestía la camiseta peruana pero se quitó su mascarilla para hablar por micrófono ante la multitud.

Luego de bailar con su hermano y otros invitados la candidata se quitó la mascarilla para hablar sobre sus propuestas ante la multitud.

Junto con enumerar varias de sus promesas de rebajas de impuestos, créditos blancos y subsidios, afirmó que posee "un gran equipo, tenemos las ideas muy claras".

Además, hizo promesas de medidas para superar la pandemia del coronavirus en un país que desde esta semana tiene la mayor mortalidad por covid-19.

Casi a la misma hora, el candidato izquierdista Pedro Castillo cerraba su campaña en un mitin en la plaza 2 de mayo, en el centro de Lima.

Comentarios