Escucha esta nota aquí

La líder opositora peruana Keiko Fujimori anunció su regreso a la lucha política activa, a poco más de seis meses de las elecciones generales de 2021, aunque cumple arresto domiciliario preventivo por el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht.

En un video difundido en su cuenta de Twitter el viernes, la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) dijo que "bajo el liderazgo histórico" de su padre, decidió el "retorno 100% activo a Fuerza Popular", el partido de derecha populista que ella dirige.

"Podemos superar más unidos que nunca las grandes dificultades", agregó la opositora de 45 años, quien está en arresto domiciliario desde que fue excarcelada el 4 de mayo.

En su mensaje Keiko -quien en 2011 y 2016 estuvo cerca de ganar la presidencia peruana- mencionó los obstáculos que se han derivado de la pandemia del Covid-19, y también aplaudió a unos militantes de su partido que culminaron un programa de formación política.

"Una nueva era necesita nuevos rostros", dijo Keiko, quien el 18 de diciembre de 2019 había anunciado que haría una "pausa" en la actividad política.

Keiko ha estado más de un año en prisión (en dos ocasiones), entre octubre de octubre de 2018 y mayo de 2020, a causa de la investigación por presunto lavado de dinero por supuestos aportes ilícitos de campaña de Odebrecht.

Keiko niega los cargos, aunque exdirectivos de la empresa afirman que le dieron dinero para sus campañas, en un escándalo que salpica también a cuatro expresidentes peruanos.

Fuerza Popular, organización fundada por Keiko hace casi una década, dominó el Congreso peruano tras las elecciones generales de 2016 y forzó a renunciar al Pedro Pablo Kuczynski, también investigado por Odebrecht, en marzo de 2018.

Pero las investigaciones de Odebrecht desgastaron a Keiko y su partido perdió apoyo entre los peruanos, según sondeos.

Tras la disolución constitucional del Congreso en 2019, decretada por el presidente Martín Vizcarra, se realizaron elecciones parlamentarias extraordinarias en enero de 2020, en las que Fuerza Popular pasó de tener 73 escaños, de un total de 130 curules, a apenas 15 lugares.

Aunque Keiko no ha dicho que postulará a la presidencia peruana en las elecciones generales de abril de 2021, el número dos del partido, Luis Galarreta, declaró que ella es la "candidata innata de Fuerza Popular".

Destaca que por no haber sido hallada culpable y condenada en sentencia firme, Keiko no tiene impedimentos para postularse a las presidenciales.