Escucha esta nota aquí

Keiko Fujimori dejaría hoy el penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, donde venía cumpliendo una orden de prisión preventiva por presunto lavado de activos, en el marco del caso Odebrecht, informó el diario El Comercio.

El jueves pasado, la Segunda Sala de Apelaciones declaró fundado el recurso de apelación interpuesto por la defensa de la lideresa de Fuerza Popular contra la medida que dispuso el juez Víctor Zúñiga Urday en enero pasado.

Para que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) ejecute la excarcelación de Keiko Fujimori es necesario que el Poder Judicial le notifique sobre la resolución. Luego, la información la recibiría el centro penitenciario. Así, el INPE podrá activar el protocolo de liberación, como indicó Gerson Villar, jefe de la institución.

Decisión

Los jueces superiores Rómulo Carcausto, Sonia Torre y Edgar Medina determinaron que Fujimori cumpla con una orden de comparecencia con restricciones, así como con el pago de una caución de 70.000 soles (casi $us 21.000), que deberá ser cancelada en cinco días hábiles, luego de emitida la resolución.

Entre las restricciones que deberá cumplir están la obligación de no ausentarse de la ciudad de su domicilio ni variar el mismo sin previa autorización por escrito del juez Zúñiga.

Keiko Fujimori deberá comparecer cada 30 días en la Oficina de Registro y Control Biométrico para registrar su huella digital, así como ante el juzgado para informar y justificar sus actividades. También tendrá que presentarse puntualmente ante las autoridades del Poder Judicial o el Ministerio Público cuando sea requerida.

Otra de las restricciones es la prohibición de comunicarse “con sus coimputados, testigos u otros órganos de prueba, sea en forma personal o por intermedio de terceros o a través de cualquier forma o medio tecnológico, mientras no concluya el presente proceso”.