Escucha esta nota aquí

El economista de centro-derecha Pedro Pablo Kuczynski superaba por 74.266 votos a su rival, la populista de derecha Keiko Fujimori, en el escrutinio de una reñida elección presidencial en Perú, que concluirá el miércoles o jueves.

Con el 94,86% de los votos escrutados, la diferencia entre los dos candidatos es de 0,44 de punto porcentual, lo que alarga la espera para definir quién gobernará Perú entre 2016 y 2021.

El candidato del partido Peruanos por el Kambio (PPK) obtenía un 50,22% de los votos contra 49,78% para la aspirante de Fuerza Popular (FP), según los últimos resultados difundidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) anoche.

El jefe de la ONPE, Mariano Cucho, explicó que ya ha llegado una parte de las actas del extranjero, mientras se aguarda algunas de provincias remotas, por lo que habrá que esperar al final de la semana para tener resultados oficiales definitivos.

Todavía faltan por escrutar más de 4.300 actas electorales, mientras que hay otras 1.225 actas impugnadas y pendientes de resolver por parte de los distintos jurados electorales especiales (JEE).

Hasta hoy

Tras conocerse estas últimas cifras, Kuczynski pidió ayer a sus compatriotas esperar hasta hoy para pronunciarse sobre el resultado de la segunda vuelta.

Kuczynski salió ayer al balcón de su domicilio, acompañado por su esposa, Nancy Lange, y de sus candidatos a vicepresidentes, Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz, para saludar a los periodistas que esperaban sus declaraciones, y pedirles que "vayan a descansar".
"Hablamos mañana (hoy)", señaló el candidato, antes de ratificar que los resultados del escrutinio de las actas electorales indican que mantiene la ventaja sobre Fujimori.

"Estamos ahí, aún faltan los votos del extranjero", comentó ante las preguntas que le hicieron los periodistas sobre si estaba preocupado por la reducción de la ventaja.

Por su parte, Fujimori mantuvo silencio y en sus declaraciones del domingo prefirió guardar prudencia debido al estrecho margen de votos que mantenían. Manifestó que las cifras mostraban un empate técnico y por ese motivo anunció que iba a esperar a que lleguen "los votos de las regiones, del extranjero y el voto rural".

Denuncias
Los analistas coincidieron ayer en que la caída de Fujimori en las votaciones, tras haber encabezado las preferencias durante la campaña, respondió en parte a las denuncias de presunto lavado de activos contra el ex secretario general del partido y uno de sus principales financistas, Joaquín Ramírez.

Asimismo, la eventual derrota fue atribuida al antivoto de Fujimori en el sur y el apoyo de Verónika Mendoza a la candidatura de PPK