Escucha esta nota aquí

El presidente estadounidense Donald Trump perdió el miércoles una nueva batalla judicial con el fiscal de Nueva York que intenta obtener sus declaraciones de impuestos, un caso que puede terminar por segunda vez en la Corte Suprema.

Los tres jueces de la corte de apelaciones de Manhattan desestimaron el pedido del presidente para impedir que el bufete contable Mazars, que se ocupa de sus impuestos, entregue sus declaraciones impositivas de 2011 a 2018, como exige el fiscal.

El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, reclama los documentos en el marco de una investigación sobre los negocios de Trump, porque sospecha de fraude fiscal, estafa de aseguradoras y manipulaciones contables.

El exmagnate inmobiliario siempre se ha negado a difundir sus declaraciones de impuestos, aunque en la campaña de 2016 prometió que lo haría. Es el primer presidente desde Richard Nixon que se niega a difundirlas.

Trump ya recurrió a la justicia para evitar que Mazars sea conminado a entregar sus declaraciones de impuestos al fiscal, argumentando que tenía inmunidad presidencial hasta el fin de su mandato. Pero su pedido fue desestimado varias veces por la justicia.

En julio, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el pedido de inmunidad y dictaminó que las declaraciones de impuestos deben ser entregadas al fiscal.

Pese a ese fallo Trump volvió a llevar el caso ante una corte de distrito neoyorquina, presentando otras objeciones: que el reclamo de Vance era de "mala fe" y "demasiado amplio".

La corte dio la razón al fiscal, Trump apeló y ahora la corte de apelaciones ratificó el fallo de primera instancia, tras indicar que no había pruebas de esa supuesta "mala fe". El mandatario puede recurrir ahora nuevamente a la Corte Suprema para intentar impedir la entrega de los documentos.

Como la investigación de Vance parte de una decisión adoptada por un gran jurado cuyas deliberaciones son secretas, nadie sabe exactamente lo que busca el fiscal en esos documentos impositivos que pide al bufete Mazars.

Consultados por la AFP sobre si volverán a apelar, los abogados de Trump no respondieron.

El diario The New York Times publicó a fines de septiembre una gran investigación que señala que Trump solo pagó 750 dólares de impuestos federales en 2016, y lo mismo en 2017.

También informó que el presidente no pagó ningún impuesto federal en 10 de los 15 años anteriores, y que descontó 70.000 dólares de impuestos en tratamientos para el cabello en los años que condujo el programa de telerrealidad "El aprendiz", algo que los expertos consideran ilegal.