Escucha esta nota aquí


"Gracias", dijo este viernes con una sonrisa en sus labios Valentina Giménez, al recibir una bolsa de comida a las puertas de su humilde casa en la isla panameña de Pedro González, donde aún no hay casos del nuevo coronavirus.

"Yo le doy gracias a Dios por este gesto que han tenido para traerme esta ayuda acá, en este lugar de difícil acceso, Dios le bendiga porque yo sí lo veo como una gran bendición", dijo Giménez, de 66 años, a la AFP.

Su vecino Eddy Herrera, 59 años, también recibe con alegría otra bolsa, de la que saca un litro de aceite y paquetes de arroz, pasta, café, avena y legumbres, mientras un gallo canta a las afueras de su casa.

En Pedro González, archipiélago Las Perlas, en el Pacífico panameño, viven unas 300 personas en medio de una exuberante vegetación.

Las casas, algunas con puertas de madera, están pintadas en vivos colores y la ropa cuelga a plena vista. A la puerta, algunos moradores contemplan el horizonte, mientras otros escapan del picante sol refugiándose en hamacas. 

A su pequeña pista de aterrizaje llegaron unas 8 toneladas de alimentos de ayuda gubernamental y donaciones privadas, en una operación en la que se utilizaron 10 aeronaves y 2 helicópteros, según dijo a la AFP el director general de la Autoridad de Aeronáutica Civil de Panamá, Gustavo Pérez.

Parte de la ayuda se distribuirá ahora por otras islas de difícil acceso.

"Hoy estamos llevando aproximadamente unas 18.000 libras (8 toneladas), por eso tenemos que hacer varios vuelos y por eso necesitamos tantos aviones. Son lugares (...) donde no entran aviones grandes", señaló Pérez.

Herrera relató a la AFP que la situación "está difícil" porque "ahora mismo no hay pesca, no hay nada" por la cuarentena decretada por el gobierno panameño.

En Panamá 266 personas han muerto y más de 9.000 han sido contagiadas por el nuevo coronavirus

Sin embargo, la condición de difícil acceso ha llevado una ventaja a la isla: "No hay ningún caso de Covid-19 y esperamos que no vaya a haber ningún caso", indicó orgulloso el líder comunitario Lisandro Giménez.