Escucha esta nota aquí

La pandemia del coronavirus obliga a adaptar los actos programados con motivo del aniversario. Alemania recuerda este viernes el 75 aniversario de la Capitulación del Tercer Reich, el régimen que lanzó al mundo a una guerra aniquiladora y activó un plan de exterminio masivo sin precedentes.

Han pasado 75 años de aquel 8 de mayo de 1945. Y la efeméride se celebra en un contexto inédito por la que muchos piensan, la peor crisis que vive el planeta desde entonces. Homenajes muy reducidos en Europa a causa de la pandemia con la novedad de que Alemania conmemora la fecha por primera vez. Berlín decidió declarar festivo este día de la derrota para Alemania porque según las autoridades locales lo fue sobre todo de la liberación del yugo del nazismo. De hecho el presidente de Alemania, Frank Walter Steinmeier, había preparado una gran ceremonia con 1600 invitados que ha tenido que cancelar y reducir a depositar un ramo de flores junto con la canciller Merkel en recuerdo de los 6 millones de judíos que murieron el Holocausto.

El Instituto Audiovisual nacional francés (el INA) ha rescatado algunos de sus archivos más valiosos de la fecha. La firma de la capitulación alemana marcaron aquel 8 de mayo de 1945, puede ver el vídeo en su tuit:

En Rusia, donde el día de la Victoria se celebra el 9 de mayo, también quedó anulado el gran desfile militar en la Plaza Roja que iba a reunir mañana a decenas de jefes de Estado, entre otros a Macron. El propio presidente francés también queda con agenda reducida de homenajes hoy, con dos deposiciones florales en la estatua del general de Gaulle y en la tumba del soldado desconocido, bajo el Arco del Triunfo.

 

Y desde Londres, la reina Isabel II se dirigirá a los británicos por la bbc esta tarde a las 20h, la misma hora 75 años después de que su padre, el rey Jorge VI, se dirigió a la nación en un mensaje radiofónico. Todas las procesiones de veteranos y celebraciones en la calle, también allí han sido anuladas. 

 

La Capitulación

La noche del 8 al 9 de mayo de 1945 se firmó por fin en Karlshorst, en las afueras de Berlín, la Capitulación. Hitler se había suicidado el 30 de abril en su búnker, junto con su esposa Eva Braun; sobre el Reichstag humeante había colgado su bandera un soldado soviético, el 2 de mayo. Berlín había caído.

Alemania tardó décadas en denominar "Liberación" a ese día. Ciudades enteras habían quedado destruídas por los bombardeos; uno de cada cinco niños nacidos en esos años creció sin padre; a las mujeres les correspondió la tarea de levantar el país de las ruinas; unas 900.000 habían sido o serían violadas en la posguerra por soldados rusos y aliados. Fue ya en 1985 cuando el entonces presidente del país, Richard von Weizsäcker, marcó un hito al recordar el 8 de mayo de 1945 como el Día de la Liberación. Pese a la derrota y al sufrimiento, así debería reconocerse esa fecha, afirmó, cuarenta años después de la caída del Tercer Reich.

Comentarios