Escucha esta nota aquí

La "Fiesta de los solteros", el mayor acontecimiento mundial de comercio en línea, generó un frenesí de compras en China, un buen augurio para la recuperación económica del gigante asiático.

Como cada año, el 11 de noviembre empuja a los consumidores chinos a volcarse en sus celulares y ordenadores para encargar millones de productos con los precios por los suelos, desde muebles hasta aparatos informáticos, ropa y alimentación.

En China, la fecha (11/11), con tantos 1 seguidos, se considera propicia para el consumo de los solteros.

La compañía de correos china trató, al menos, 675 millones de paquetes el miércoles, un 26% más que el año anterior, según indicó el jueves la agencia Xinhua.

En términos de facturación, resulta difícil comparar las cifras de uno y otro año, pues los dos mayores grupos de comercio en línea decidieron adelantar las rebajas al 1 de noviembre. Así, las 24 horas del "Día de los Solteros" se transformaron en 10 días.

El mastodonte Alibaba, que ideó el acontecimiento en 2009, anunció que había vendido en sus diferentes plataformas, desde el 1 de noviembre, mercancías por valor de 498.200 millones de yuanes (68.300 millones de euros), una cifra un 26% más alta que en el mismo periodo del año pasado.

Su competidor JD.com anunció ventas por 271.500 millones de yuanes (34.800 millones de euros).

Otros consumidores recurrieron a otras plataformas de comercio en línea, como Pinduoduo, que no comunica sus cifras.

Además, el comercio tradicional también rebaja sus productos el 11 de noviembre.