Escucha esta nota aquí

“María, ¿a qué hora te puedes poner frente a un teclado para hacerte una entrevista por chat?”, le pregunto. “Cuando quieras, estoy confinada en casa”, responde María del Mar Rubio desde su hogar en Almería, en la comunidad de Andalucía, al sur de Madrid, en la costa del Mar Mediterráneo. Como ella, los españoles han iniciado este domingo su nueva rutina de vida: todos en casa, no salgas si no quieres contagiar o contagiarte del coronavirus, aparte que puedes ser detenido. Es el primer día del ‘estado de alarma’ que ha decretado el gobierno para intentar controlar la epidemia, en un país donde a la hora de esta entrevista, 10:00 del domingo (hora de Bolivia), habían 7.750 contagiados y 288 muertos. 

España es el nuevo foco crítico del coronavirus en el mundo. Después de la trágica experiencia de Italia, es allí donde el Covid 19 ha atacado con más fuerza. El gobierno hizo mal las cosas, le dijo a la población que todo estaba controlado, que el virus era como una gripe y hoy están como están: confinados, con todas las actividades suspendidas y hasta la esposa del presidente del gobierno español ha dado positivo en la prueba.

María del Mar es periodista, vivió tres años en Santa Cruz de la Sierra, ocupó la función de directora de Informaciones de El Día, y en esta entrevista apunta los errores cometidos en su país, con la idea de que no se repitan en Bolivia. Entre ellos, advierte que una de las mejores cosas que tiene Santa Cruz, como es su actividad social, puede ser paradójicamente la mayor fuente de peligro de contagio, y cree que en Bolivia se debieran suspender todos los eventos públicos.

-¿En qué consiste el 'estado de alarma' que España acata desde la noche del sábado?
El estado de alarma está recogido en la Constitución Española. Lo puede decretar el gobierno por 15 días y debe ser acatado por todos los ciudadanos. No podemos salir de casa, solo de forma excepcional para ir a comprar, a la farmacia o atender a personas mayores. Y puedes ser sancionado si incumples eso. La Policía y el Ejército pueden intervenir. Todo está cerrado, no hay clases.

-¿Qué pasa si sales a la calle sin justificación alguna?

Esa persona es sancionada económicamente y hasta podría ser detenida. Esta mañana la Policía ya tuvo que intervenir en algunas zonas de playa. Es importante que la gente sepa que no es unas vacaciones. Es una situación grave que nos afecta a todos.

-¿Y por qué se dio una expansión tan rápida de la epidemia? ¿Qué hizo mal España?
Creo que hubo un exceso de confianza por parte del Gobierno. Se comunicó a la población que estaba todo controlado, que el virus era como una gripe, y no se suspendieron eventos como la manifestación del 8 de Marzo por el Día de la mujer. La afluencia de personas desbordó el número de contagios. Hasta la propia ministra de Igualdad (Irene Montero, dio positivo a la prueba del coronavirus). Se mantuvieron esos eventos a pesar de que la Unión Europea advirtió días antes del peligro. Por otro lado, imitamos los errores de otros países como Italia.

-¿Por qué no se suspendieron las 77 manifestaciones feministas del 8 de marzo en varias ciudades de España, pese a que el 2 de marzo la Unión Europea desaconsejó permitir eventos masivos para evitar el contagio?
Imagino que se priorizó el “éxito” político antes que proteger a los ciudadanos. Realmente si el gobierno tenía la información, no se entiende que siguieran adelante. Hay pruebas gráficas donde se invitaba y animaba a ir a la manifestación. En mi opinión, un acto de irresponsabilidad grave. No solo esas manifestaciones sino otros eventos masivos que tampoco se suspendieron.

-¿Cómo se entiende que en Italia y España el ataque del virus fue más feroz que en otros países europeos?
Otros países tomaron medidas preventivas, Italia y España actuaron tarde, cuando el virus estaba ya dentro y descontrolado. Países como Hungría, Rusia o Croacia tienen menos de 30 casos.

-¿Qué errores cometió España en el manejo de la crisis que Bolivia podría no repetir, ahora que en el país solo existen 10 casos de contagio y ningún muerto?
Creo que Bolivia está tomando medidas para frenar al virus, pero se deben suspender todos los eventos: cierre de bares, restaurantes, cines, lugares de ocio. No nos damos cuenta, pero la única forma de vencer al virus es estar en casa. Por ejemplo, en mi ciudad, Almería, había solo cuatro casos. Algunas personas de lugares como Madrid llegaron “a pasar la cuarentena” en la playa y los casos aumentaron a 13 en menos de 12 horas. Sé que no son medidas populares, pero evitan muertes y el colapso del sistema sanitario.

-¿Qué más puede hacer Bolivia para controlar el virus?
Creo que Bolivia puede ser un ejemplo de contención del virus, solo hay 10 casos y si toma las medidas necesarias puede ser un ejemplo para otros países de la región. Como Hungría, Rusia o Croacia que tienen menos de 30 casos. Fueron conscientes de la gravedad. Bolivia debe concienciar a la gente para que se quede en casa y eviten el contacto. En otros países han pedido que se vaya al supermercado con guantes porque el virus puede permanecer 12 horas en un objeto. Es una pandemia mundial y las medidas deben ser extremas.


-Con la experiencia de lo que está pasando en España, ¿tú dirías que las medidas que tomó el gobierno de Bolivia no son suficientes para enfrentar al coronavirus?
No sé los datos que tiene el gobierno boliviano, pero sí podemos ver lo qué está pasando en otros países. No soy médico ni experta en virus, pero yo tomaría las máximas medidas posibles durante las próximas dos semanas. El 31 de enero fue el primer caso en España, hoy 15 de marzo tenemos más de 7.000 casos. Y si nos fijamos en los datos de Italia...

-Tú viviste acá varios años. ¿Qué factores de la cultura y los hábitos de nuestra gente crees que no contribuyen a combatir con efectividad el coronavirus?
La intensa vida social. Santa Cruz es una ciudad hermosa, la gente disfruta de las reuniones sociales y eso hoy puede matar o poner en peligro a las personas mayores. Por las noticias sabemos que en Italia “eligen” a quien atienden y a quien no por el colapso de los hospitales. Eso es muy duro y triste. Y ahora es cuando nos damos cuenta que debimos quedarnos en casa.

-Miles de bolivianos viven en España prestando servicios. ¿Tienes información de cómo pasan ellos, o en general los migrantes, este momento tan crítico?
Se están cumpliendo los servicios mínimos imprescindibles, pero el resto está en sus casas. Toda la población en general está un poco asustada. Todos estamos acatando las medidas. Sé que algunos han intentado viajar a sus países de origen, pero eso es otra irresponsabilidad porque si tiene el virus pueden transportarlo. El virus viaja a través de nuestro cuerpo.

-Por lo que ves desde tu ventana y lo que sabes por los medios de comunicación, ¿cómo pasa la gente este primer día del estado de alarma? ¿Cómo se ven las calles de las ciudades de España?
Se ven vacías, la policía está patrullando y las pocas personas que incumplen el estado de alarma son sancionadas. Las fuerzas de seguridad están haciendo un buen trabajo. Y en casa lo pasamos de la mejor manera posible, leyendo, jugando con los más pequeños de la casa y muy pendientes de las noticias.

-¿Algo más que quieras decirnos?
Es más de lo mismo. La consigna es ‘quédate en casa para prevenir el contagio y que no avance el virus’.


Comentarios