Escucha esta nota aquí

La NASA delineó un plan que forma parte de un programa especial para que la primera mujer sea enviada a la Luna en 2024, luego de más de cinco décadas del primer alunizaje del 20 de julio de 1969.

Según consignó la agencia espacial en un comunicado, citado telefe.com, los astronautas serán enviados al espacio en un cohete SLS y viajarán en una nave espacial Orion, que es similar a las cápsulas utilizadas en misiones Apolo anteriores.

Se prevé que esta novedosa misión espacial comenzará el próximo año y se dividirá en varias etapasLa fase denominada Artemis-1, implicará un vuelo de prueba sin tripulación alrededor de la Luna, que está prevista para el otoño de 2021. Esta etapa permitirá probar todos los sistemas críticos, incluido el soporte vital y las capacidades de comunicación.

Más adelante, en la fase Artemis-2, se repetirá el mismo viaje con una tripulación a bordo en 2023. Además, se realizará una nueva prueba para demostrar el funcionamiento de las operaciones de proximidad. Esta prueba involucrará a astronautas que pilotearán manualmente Orion en lo que se conoce como etapa de propulsión criogénica provisional.

En preparación para Artemis, la NASA enviará nuevas sondas a la Luna, de las cuales se planean mandar dos al año a partir de 2021. Por último, en 2024, Artemis-3 verá a los astronautas aterrizar en el Polo Sur de la Luna. La Nasa indicó que al menos un tripulante debe ser mujer.

"Regresaremos a la Luna en busca de descubrimientos científicos, beneficios económicos e inspiración para una nueva generación de exploradores. A medida que construimos una presencia sostenible, también estamos generando impulso hacia esos primeros pasos humanos en el planeta rojo", explicó el administrador de la NASA, Jim Bridenstine.

Los astronautas llevarán trajes espaciales modernos que permitirán una mayor flexibilidad que los de las misiones Apolo anteriores. Asimismo, pasarán siete días en la superficie lunar recolectando muestras y realizando varios experimentos antes de regresar a la Tierra. 

Además, la Nasa informó también que el programa prevé la construcción de infraestructura para los próximos años. Esto ayudará a instalar una base lunar que permitiría llevar adelante expediciones de superficie a la Luna a largo plazo con una tripulación mayor involucrada.