Escucha esta nota aquí

China anunció el exitoso retorno a la Tierra de su nueva nave espacial, diseñada para futuros viajes tripulados, indicando que se trata de un triunfo tecnológico para el país, que le permite iniciar la construcción de una gran estación espacial, un proyecto que tendría que empezar este año y acabarse en 2022.

El módulo de regreso a la Tierra de la nave se posó a las 1:49 (hora de Bolivia) en una zona de aterrizaje predeterminada en el norte del país, indicó la agencia china a cargo de los vuelos tripulados (CMS).

El regreso sin problemas de esta nueva nave tranquiliza a los responsables del programa espacial chino, después de que una cápsula experimental se desintegrara el miércoles al volver a la Tierra, debido a una "anomalía", según la CMS.

Una imagen en la que se ve la caída del aparato amortiguada por tres paracaídas fue publicada en el Diario del Pueblo, el diario oficial del Partido Comunista Chino (PCC).

Viaje a la Luna

El principal objetivo de esta nueva nave es trasladar a astronautas hacia la futura estación espacial y efectuar vuelos tripulados hacia la Luna.

La nave fue lanzada el martes mediante el cohete Larga Marcha 5B, el más potente utilizado hasta la fecha por China y que permitirá transportar los elementos de la futura estación, llamada Tiangong ("Palacio celestial").

Desde 1999, China ya lanzó varias naves espaciales "Shenzhu", construidas sobre el modelo de los "Soyuz" soviéticos y luego rusos.

er (afp, xinhua)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Comentarios