Escucha esta nota aquí

La agencia de aviación de la ONU advirtió el miércoles sobre la posible fatiga de los pilotos y las licencias expiradas a medida que las aerolíneas se preparan para volar nuevamente una vez que se levanten las restricciones de viaje, impuestas para frenar la propagación del coronavirus.

Este alerta de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) considera que, en particular, los cierres generalizados de establecimientos, incluidos los simuladores de vuelo y las clínicas, han dado lugar a contratiempos "significativos" para la formación de tripulaciones y controladores de tránsito aéreo, e hicieron que muchos certificados médicos, licencias y otras aprobaciones no estén disponibles.

La OACI sostiene que las autoridades de aviación civil deberían revisar las solicitudes de exenciones a las regulaciones "caso por caso" e incluir "una evaluación de riesgos de seguridad y propuestas para mitigar riesgos adicionales".

Esta orientación de la OACI sobre los riesgos derivados de la pandemia está contenida en un nuevo manual para las autoridades del transporte aéreo.

El brote forzó la puesta a tierra de los aviones en todo el mundo a medida que se fueron cerrando las fronteras y los aeropuertos, y el sector de viajes ha tenido problemas para afrontar los efectos de las indicaciones de mantener el distanciamiento social en aviones generalmente estrechos.

A medida que "se levanten las restricciones de viaje, habrá desafíos para la industria para acelerar las operaciones y reiniciar" la actividad, sostiene el manual. Y en ese sentido resalta sobre todo la de formación de pilotos y desgaste de las tripulaciones.

Así, considera que las autoridades deberían revisar las solicitudes de exenciones a las regulaciones "caso por caso" e incluir "una evaluación de riesgos de seguridad y propuestas para mitigar riesgos adicionales". "También se podrían emitir exenciones para todo el sector", dijo.

El organismo señaló que los destinos en donde persistan los brotes podrían no tener un alojamiento adecuado para que las tripulaciones descansen entre vuelos.