Escucha esta nota aquí

El alto comisionado de la ONU para los refugiados (Acnur), Filippo Grandi, pidió ayer a los países de América Latina mantener sus ‘puertas abiertas’ para los migrantes y refugiados venezolanos, sin limitar su ingreso.

“La solidaridad en América Latina ha sido, una vez más, remarcable” frente a la crisis en Venezuela, dijo Grandi en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación de los refugiados en el mundo.

“A pesar de la carga que pesa sobre ustedes, dejen la puerta abierta y alivien las restricciones impuestas a los venezolanos” que huyen de su país, pidió el jefe de la Acnur dirigiéndose a los países anfitriones y de tránsito.

Grandi indicó a periodistas que no se debe restringir el ingreso a las personas que huyen. Algunos países latinoamericanos exigen documentos de identidad a los exiliados para autorizar una estadía en su territorio.

Grandi afirmó que “3,4 millones de venezolanos han abandonado el país”, entre migrantes y refugiados que huyen por diversas razones: problemas de subalimentación, búsqueda de medicamentos para enfermedades crónicas, o a raíz de la violencia y la inseguridad.

“Colombia, Perú, Ecuador y Brasil son los países más concernidos” por esta ola de emigración, informó y aseguró que en total “15 países reciben a venezolanos” en la región.

Más ayuda

Grandi insistió ayer en la necesidad de que la comunidad internacional apoye a los países latinoamericanos que acogen a los venezolanos que han abandonado su país.

En la víspera de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela, Grandi aseveró a los periodistas en la sede de Naciones Unidas que había pedido a los quince países del Consejo un mayor respaldo a estos Estados.

“A pesar de las grandes necesidades de los refugiados y de los países de acogida, especialmente Colombia, Perú, Ecuador y Brasil, el apoyo financiero a estas operaciones es mínimo y estas necesidades van a crecer”, manifestó Grandi.

Por otro lado, representantes de varios países de la región reunidos en Quito, la capital de Ecuador, en la III reunión técnica por la masiva migración venezolana, pidieron “acciones concretas” de financiación para afrontar la situación.

Esas acciones son indispensables para evitar que aumente la migración venezolana que, de seguir a un ritmo de 5.000 salidas por día, podría llegar a cinco millones a finales de año, según estimaciones de las Naciones Unidas.

Al término de la reunión, el viceministro ecuatoriano de Movilidad Humana, Santiago Chávez, remarcó que la capacidad de la región “es limitada y nuestras economías no dan más”.

LA OEA RECONOCE A REPRESENTANTE DE JUAN GUAIDÓ HASTA QUE SE REALICEN NUEVAS ELECCIONES EN VENEZUELA
El consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aceptó ayer al enviado del líder opositor Juan Guaidó como representante permanente de Venezuela hasta que haya nuevas elecciones en ese país.

Tras un encendido debate y ante la oposición tajante de la delegada del presidente venezolano, Nicolás Maduro, Gustavo Tarre fue aceptado como “representante permanente designado de la Asamblea Nacional de Venezuela ante la OEA”, en una resolución aprobada por 18 votos a favor, nueve en contra, seis abstenciones y una ausencia.

El texto fue sometido a votación tras una enmienda de Jamaica, que modificó el proyecto inicial presentado por Colombia, con apoyo de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Paraguay y Perú.

El consejo de la OEA, que reúne a los embajadores de los 34 miembros activos del organismo, resolvió finalmente “aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como representante permanente designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren elecciones y el nombramiento de un gobierno electo”. Además, el consejo decidió solicitar al secretario de la OEA, Luis Almagro, transmitir el texto al titular de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

Comentarios