Escucha esta nota aquí

La ONU instó al cese inmediato de las hostilidades que estallaron entre dos grupos armados en Tajura, en los alrededores de la capital libia, Trípoli, según un comunicado de la misión de apoyo de Naciones Unidas en Libia (Manul).

La Manul pidió "el cese inmediato de las hostilidades" e insta a todas las partes a respetar "sus obligaciones de conformidad con el derecho internacional humanitario", en un comunicado publicado la noche del viernes.

Enfrentamientos con armas pesadas estallaron desde el jueves entre dos milicias leales al Gobierno de Unión Nacional (GNA), en zonas residenciales de Tajura a unos 20 km al este de la capital.

Se ignoran las razones de estos enfrentamientos, que dejaron tres muertos, pero según fuentes locales se deben a divergencias entre los jefes de ambos grupos armados.

Desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, Libia, que dispone de las reservas de petróleo más abundantes de África, está desgarrada por un conflicto entre dos poderes rivales: el Gobierno de Unión Nacional (GNA), con sede en Trípoli y reconocido por la ONU, y el mariscal Haftar, que controla el este y parte del sur del país.