Escucha esta nota aquí

La pandemia del coronavirus alcanzó una etapa crítica en Latinoamérica este miércoles, con cifras récord de muertes en Brasil y un agudo aumento de los casos en Chile, en un momento en que varias ciudades europeas avanzan en un cauteloso desconfinamiento.

A medida que el coronavirus baja de intensidad en Europa -donde se registran 160.000 muertos- y las autoridades presentaron un plan para las vacaciones del verano boreal, la curva de contagios se dispara a Latinoamérica y amenaza con colapsar los servicios sanitarios.

En las últimas 24 horas se contabilizaron 749 nuevos muertos en Brasil por la pandemia, que ya se ha cobrado 13.149 vidas en el país.

Con más de 11.000 infectados un día, Brasil contabiliza 188.974 casos, el país más golpeado de la región ya que acumula casi la mitad del número de contagios de América Latina y el Caribe, que el miércoles superó los 400.000.

A Brasil le siguen Perú, con de 76.306 contagios y 2.169 fallecidos, y México, con 38.324 casos y 3.926 muertos.  

UE busca rescatar vacaciones

Mientras el bullicio volvía poco a poco a calles y comercios en Europa, la Comisión Europea urgió este miércoles un retorno progresivo del turismo con el levantamiento gradual de las restricciones de circulación por el nuevo coronavirus, con el objetivo de salvar la campaña estival.

"No va a ser un verano normal, pero si todos cumplimos con nuestra parte, no tenemos que enfrentarnos a un verano atrapados en casa o totalmente perdido para la industria del turismo", apuntó Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión.

Amenaza de segunda ola

Rusia, el segundo país con más casos, registró más de 10.000 contagios adicionales en 24 horas tras un relajamiento de las medidas de confinamiento. El gobierno ruso reconoce 2.212 muertes causadas por la Covid-19

En Gran Bretaña, con 32.682 muertos y 226.463 casos, los ciudadanos volvieron el miércoles al trabajo en autobuses abarrotados o incluso pudieron jugar al golf en el primer día de la flexibilización de un confinamiento que continuará parcialmente hasta junio.

En Hong Kong se registraron el miércoles dos contagiados de coronavirus, poniendo así fin a un periodo de 24 días sin que se detectaran nuevos casos. 

En China continental la ciudad de Jilin, en el noreste del país, impuso confinamiento parcial tras la aparición de nuevos casos, haciendo temer una segunda oleada de contagios.