Escucha esta nota aquí

La pandemia de coronavirus se está estabilizando e ingresando a una "etapa final", pero Perú deberá convivir con ella hasta que aparezca la vacuna, dijo este lunes la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, en momentos que su país tiene la mayor tasa de mortalidad en el mundo.

"En esta etapa final es que vamos a convivir con el virus (...) en este momento las cifras van a ir bajando tanto de afectados como fallecidos y se van a estabilizar en algún punto", aseguró Mazzetti a la prensa.

"Esta etapa terminará cuando haya vacuna y que la vacuna sea eficiente y nos proteja" de los contagios, agregó. 

Mazzetti matizó así afirmaciones del presidente peruano, Martín Vizcarra, de que la pandemia estaba en su "etapa final", tras una reducción de casos en la última semana.

"Estoy seguro que estamos en la etapa final, que poco a poco este tema se va a controlar...", afirmó Vizcarra el domingo.

Pero Perú, de 33 millones de habitantes, registra aún tasas altas: un promedio de 7.549 contagios y 161 decesos diarios la última semana, según balance oficial.

Sin embargo, estas cifras representan bajas de contagios y decesos (-9,5% y 18,3%, respectivamente, en comparación con la semana previa), tras un alza sostenida desde el 11 de julio.

Los decesos han bajado dos semanas consecutivas y los contagios una.

El Gobierno había puesto en marcha el fin de semana una campaña de comunicación para fomentar el cumplimiento de las restricciones, como la prohibición de acudir a reuniones sociales o familiares.

La Policía desbarató 340 fiestas ilegales en Lima, según el diario La República, entre ellas una que registró 13 muertos el 22 de agosto, al desatarse una estampida cuando se allanaba una discoteca.

Las autoridades señalaron a las fiestas o reuniones sociales y familiares como foco principal de contagio.

La campaña fue lanzada en momentos en que Perú, a pesar de una cuarentena de más de 100 días, está primero en el mundo en decesos coronavirus con 89,43 por cada 100.000 habitantes, desplazando la semana pasada a Bélgica (86,62), según el ranking de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

Con 647.166 casos confirmados y 28.788 muertos, Perú quedó tercero en América Latina en decesos acumulados por la pandemia después de Brasil y México, y segundo en contagios detrás del gigante sudamericano.

El Gobierno prorrogó hasta el 7 de diciembre la emergencia sanitaria, y mantiene cerradas las fronteras y el toque de queda nocturno en vigor desde el 16 de marzo.