Escucha esta nota aquí

La población rusa registró un retroceso de más de un millón de habitantes en 2021, un récord desde el derrumbe de la Unión Soviética, particularmente impactada por la pandemia de coronavirus, informó este viernes la agencia oficial de estadísticas Rosstat.

El año pasado, el país perdió 1,04 millones de habitantes, frente a 688.700 en 2020, principalmente debido a un aumento de la mortalidad de 15,1%, en tanto que la natalidad no tuvo unn retroceso importante, precisó Rosstat.

El principal causante de esa mortalidad fue el covid-19, que entre 2020 y 2021 estuvo relacionado con el deceso de 660.000 personas. 

Las cifras de Rosstat suelen ser muy superiores a las del gobierno, cuyo balance es de 329.443 muertos por coronavirus.

Rusia enfrentó la pandemia con una campaña de vacunación lenta, casi ninguna medida de confinamiento e ignorando las medidas sanitarias recomendadas, como el uso de mascarillas en los transportes públicos.

Los datos divulgados este viernes muestran la dificultad del presidente Vladimir Putin de revertir una crisis demográfica en la cual Rusia está sumida desde hace tres décadas.

La generación que enfrentó la debacle económica, social y moral consecutiva al derrumbe de la Unión Soviética hace 30 años es la que está actualmente en edad de procrear, pero no muestra ningún entusiasmo en hacerlo.

La tasa de fecundidad en Rusia es actualmente de 1,5 hijos por mujer, muy por debajo del 2,1 necesario para garantizar la renovación demográfica.




Comentarios