Escucha esta nota aquí

El coronavirus en Rusia continuó agravándose el jueves con más de 11.400 nuevas infecciones, un nivel equivalente al pico de mayo, pero el gobierno no anunció ninguna medida restrictiva importante. 

En total se registraron 11.493 nuevos casos y 191 muertes, una cifra muy cercana al récord de 11.656 casos registrados el 11 de mayo, cuando se aplicaba un estricto confinamiento en el país. 

En un mes, el número diario de nuevas infecciones casi se duplicó. 

Oficialmente, se registraron 3.323 nuevos casos en Moscú, la ciudad más afectada de Rusia, y 461 en San Petersburgo, la segunda ciudad más grande del país.

El jueves, el patriarca Kirill, el jefe de la iglesia ortodoxa rusa, anunció que se había aislado después de haber estado en contacto con una persona que dio positivo. 

"El tiempo de mi cuarentena, según las recomendaciones médicas, no ha terminado aún", dijo en una comunicado anunciando la cancelación de una visita a un monasterio cerca de Moscú. 

El día anterior, la jefa de la agencia de salud rusa, Anna Popova, reconoció que la situación epidemiológica "se está volviendo más compleja".

"Estábamos preparados para esto. Tenemos un aumento en 60 regiones. En otras veinte, la situación es estable, o incluso en disminución si se observan medidas" de protección, dijo en televisión. 

Por su parte, el presidente Vladimir Putin dijo el martes que unas "50 personas" de su entorno habían sido vacunadas contra el coronavirus, elogiando una vez más la vacuna que Rusia dice haber inventado.

Las autoridades no mencionan ningún nuevo confinamiento, juzgando que el sistema sanitario es capaz de acoger a los enfermos y que las existencias de medios de protección y de medicamentos son suficientes. 

Sin embargo, la ciudad de Moscú ordenó a las empresas que pongan en teletrabajo a al menos el 30% de su personal hasta el 28 de octubre, mientras que las actuales vacaciones escolares se ampliaron de una a dos semanas. El ayuntamiento también recomienda que la población de riesgo no salga de sus casas.

Desde el comienzo de la epidemia, Rusia ha registrado más de 1,2 millones de casos de coronavirus, incluyendo 22.056 muertes.