Escucha esta nota aquí

El ensayo de la vacuna Pfizer alcanzó su hito de seguridad y la compañía se está preparando para solicitar una autorización de uso de emergencia, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla.

Pfizer anunció el 9 de noviembre que su vacuna contra el coronavirus parece tener más del 90% de efectividad, según los primeros datos.

Pero la compañía aún no tenía datos suficientes para solicitar la autorización de uso de emergencia de la Administración de Medicinas y Alimentos de EEUU, que dijo que también quería al menos dos meses de datos de seguridad sobre al menos la mitad de los voluntarios de un ensayo de vacuna a partir de la fecha en que obtuvieron su segunda inmunización.

"Creo que las preguntas sobre la seguridad en general también han sido respondidas", dijo Bourla en una entrevista de The New York Times. "Nuestro hito de seguridad ya se ha logrado y ahora nos estamos preparando para las presentaciones".

Bourla dijo que aún no están seguros de cuán duradera será la protección de su vacuna. La vacuna Pfizer utiliza una plataforma de ARN mensajero o ARNm para producir una respuesta inmunitaria.

"Con la tecnología de ARNm, puede impulsar tan pronto como desee", dijo Bourla. Las personas pueden recibir una dosis adicional de una vacuna una vez que desaparece la inmunidad, lo que se conoce como refuerzo.

Pfizer ha lanzado un programa piloto de distribución de su vacuna experimental Covid-19 en cuatro estados de los Estados Unidos, ya que la farmacéutica estadounidense busca abordar los retos logísticos que supone su almacenamiento a temperaturas ultrabajas.

La vacuna de Pfizer, que demostró tener una eficacia superior al 90% en la prevención de la Covid-19 según los datos iniciales, requiere ser transportada y almacenada a una temperatura de -70 grados centígrados (-94°F), muy por debajo del promedio estándar de 2 a 8 grados centígrados (36-46°F) de otras vacunas.