Escucha esta nota aquí

Un mes después de su lanzamiento al espacio, la vela solar de la organización estadounidense The Planetary Society se desplegó en órbita alrededor de la Tierra. 

La vela solar, llamada LightSail 2, es un pequeño satélite con una lámina de 32 m² de tereftalato de polietileno muy delgada, ligera y reflectante, que debería permitir mover el aparato por el simple impulso de los fotones del Sol. 

Se trata de un experimento que quiere demostrar que esta tecnología de propulsión alternativa a los motores está suficientemente desarrollada. El director de The Planetary Society, Bill Nye, dijo que las velas solares permitirán un día “domar” la energía solar para “navegar entre las estrellas”. 

La vela solar permanecerá en órbita alrededor de la Tierra y, si todo va bien, aumentará gradualmente su altitud gracias a la presión de las radiaciones solares. 

¿Para qué podrían servir estas velas solares? Para enviar misiones robóticas muy lejos, más allá del Sistema Solar, porque la nave, si bien al principio será lenta, acelerará progresivamente y alcanzará velocidades extraordinarias./AFP

Tags

Comentarios