Escucha esta nota aquí

El candidato de izquierda Pedro Castillo seguía este martes al frente del escrutinio del balotaje presidencial del domingo en Perú, aunque se redujo la ventaja sobre su rival de derecha Keiko Fujimori, según el cómputo oficial.

La ventaja del maestro de escuela rural es ahora de casi 70.000 votos, mientras que 12 horas antes era de casi 98.000, según las cifras publicadas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Castillo obtiene el 50,2% de los votos sobre 49,79% de su adversaria, tras escrutarse hacia las 14:00 locales (15:00 hora de Bolivia) el 96,2% de las mesas de sufragio de la elección del domingo, pero la contienda sigue abierta, según analistas y fuentes del órgano electoral. 

La reducción de la ventaja era "previsible con la llegada de las actas del extranjero, [pero] falta saber si será suficiente" para Fujimori, dijo a la AFP la politóloga peruana Jessica Smith.

"El margen se va a seguir estrechando", añadió Smith, quien explicó que "ahora las impugnaciones [de actas de mesas de votación] pasan a ser cruciales" para el resultado final. 

La esperanza de Fujimori está en los votos del exterior, donde estaban habilitados para sufragar casi uno de los 25 millones de electores peruanos, que demoran en ser contabilizados. 

En el exterior, con una participación de apenas el 36%, ella consigue el 66,17% de los sufragios frente al 33,83% de su rival, con el 56% de las mesas escrutadas, según el último reporte de la ONPE. 

Aunque Fujimori tiene en el exterior una ventaja de casi 61.000 votos, todavía falta que se cuenten también el 2% de las mesas de sufragio de Perú, la mayoría de zonas rurales y selváticas, donde Castillo cosecha más votos que su rival.

La hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori denunció el lunes "irregularidades" e "indicios de fraude", luego de que su rival pasara a encabezar el escrutinio. La ONPE, organizaciones civiles descartan irregularidades, mientras los observadores de la OEA consideraron que el proceso se ha desarrollado en apego a las normas.

Comentarios